21 de julio de 2008
21.07.2008

Pesca de rebajas

21.07.2008 | 02:00

Pedro de Silva

El tiempo de rebajas es, en realidad, muy distinto, según el tramo del periodo. En los primeros días las aguas son una torrentera, en las que hay que moverse deprisa, y el pescador trabaja duro. Luego las aguas se van remansando poco a poco, hasta formar un curso largo y suave, tiempo de los pescadores sosegados. En la parte final, ya en pleno verano, el curso de las aguas se vuelve lento y turbio, desmañado, pero en algunos lugares se forman grandes pozos, de inusitada transparencia, en los que de forma imprevista se localizan piezas de buen porte. Este tiempo y zonas son los propios de los pescadores indolentes, que no dejan nunca que el tiempo les dé órdenes. Las rebajas, en fin, se van ahondando y expandiendo, y hay que dejar, para afrontarlas, que el cuerpo elija su momento. O sea, hay que hacer con ellas lo mismo que con cualquier otra concupiscencia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine