27 de marzo de 2010
27.03.2010

Cartas al director

27.03.2010 | 06:00

Sostenibilidad ¿Por qué ahora?
Desde los años 70 el Club de Roma había encargado al Instituto de Tecnología de Massachussets realizar un profundo estudio sobre tendencias y problemas económicos que amenazan a la sociedad el cual fue titulado "Limites del Crecimiento" ahora conocido como Informe Meadows debido a sus autores, en el que determinaron que el panorama no pintaba bien y expreso el resultado de la siguiente manera:
"Si se mantienen las tendencias actuales de crecimiento de la población mundial, industrialización, contaminación ambiental, producción de alimentos y agotamiento de los recursos, este planeta alcanzará los límites de su crecimiento en el curso de los próximos cien años. El resultado más probable sería un súbito e incontrolable descenso tanto de la población como de la capacidad industrial."
(D.L. Meadows y otros, ´Los Límites del Crecimiento´, 1972).
Esto significo un cambio de paradigma para la humanidad, porque no se iba a poder continuar consumiendo como hasta entonces, y por tanto no habrían suficientes alimentos para todos, ni ninguna de las comodidades que conocemos ahora.
En el año 2007 el Panel Intergubernamental de Cambio Climático publicó su Informe sobre Cambio Climático determinando que existía una alteración en la temperatura global debido a una concentración elevada de gases de efecto invernadero que se relacionaban con una disminución de la capa de nieve en el hemisferio norte y con un aumento en el nivel del mar, con la que si se mantenía esta tendencia provocaría un aumento mayor de la temperatura terrestre afectando a los recursos hídricos, agricultura, bosques y salud humana.
Así como estos casos de alarma sobre temas que incumben a la humanidad por ser de origen antropogénico, han habido más desde años atrás, pero creo que el problema se encuentra en nosotros mismos, que no somos capaces de mirar nuestro entorno como principal fuente de recursos, no como las empresas que lo manipulan para crear satisfactores; Sí no comenzamos a repensar nuestro papel como organismos dentro de un sistema cerrado, en donde todo funciona en ciclos, respetando la resiliencia de la naturaleza, sin generar residuos de ningún tipo, no seremos capaces de sobrellevar las acciones que tome el planeta Tierra para regularizarse.
Christopher Ramos Mota
Málaga

Tarjeta roja
"...Y el miedo aturde. Yo creo que el miedo mata más gente que el valor"
Ángeles Mastretta (Del libro ´Mal de amores´)
Me gusta el vídeo que el Ministerio de Igualdad ha sacado contra los agresores de mujeres. Como ustedes saben, la campaña se llama "Saca tarjeta roja al maltratador". Roja, tan roja como la sangre derramada de tantas esposas, novias, compañeras y amigas.
En él participan una treintena de artistas. Sé que servirá para que, nosotros, los ciudadanos de a pie, lejos de los escenarios de los teatros pero dentro del tablao de la vida, nos terminemos de concienciar en el no silencio de los casos que podamos conocer. Porque el silencio es tan rojo como la sangre. El silencio duele tanto como la sangre. El silencio quiere decir en la mayoría de los casos miedo, porque el miedo lleva al silencio,... "y el miedo aturde. Yo creo que el miedo mata más gente que el valor" y podemos evitarlo. Porque nuestro trabajo es en sociedad, no aislado de cada cual. La valentía se ejercita y se consigue. Hay que dar la cara, sacar tarjeta roja para evitar que los criminales sigan actuando y sintiendo que actúan con derecho.
El hombre que maltrata a una mujer no es hombre. La mujer que es maltratada ha dejado de ser mujer.
Recuerdo que en otra campaña anterior se animaba a poner un punto morado en las puertas de las casas como señal de apoyo a las víctimas. En esta nueva tenemos además una página web: www.sacatarjetaroja.es en la que los interesados pueden publicar sus fotos contra los maltratadores.
Si la sociedad se está concienciando, ¿cuándo se van a dar por aludidos estos delincuentes?
Isabel Pavón Vergara
Málaga

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog