05 de julio de 2010
05.07.2010

Drama innecesario

05.07.2010 | 02:36

De los equipos del mundial sólo uno será campeón, y por tanto sólo un país quedará contento. Hasta el semifinalista se sentirá frustrado, y los demás, hechos trizas: el equipo, la afición y el país entero. Las tragedias de Italia, Francia, Inglaterra y Brasil dejan heridas memorables, pero las de Ghana o Argentina colocan al país en estado de coma, y a  los jugadores en peligro físico. Los ajustes de cuentas en busca de culpables durarán meses. En el caso de Ghana, es todo un continente el que se siente derrotado. Un penalti mal pitado puede abrir un conflicto entre países. En España por ahora libramos, pero ¿merece la pena tanto sufrimiento, y tales daños en la autoestima?. Aunque la OMS no hace trabajo epidemiológico, ¿cuántas enfermedades incubarán los disgustos? Puesto que este asunto del fútbol se ha desmadrado, y ha dejado de ser deporte, el Mundial debería suprimirse.  

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine