04 de marzo de 2012
04.03.2012

Cartas al director

04.03.2012 | 06:00

¡Sacadme de aquí!
Acabo de terminar de leer el libro bajo el título «¡Sacadme de aquí!» la dramática historia de Asia Bibi una madre de cinco hijos, pakistaní católica, encarcelada y condenada a muerte. El motivo de su condena; que el 14 de junio de 2009 –domingo– cuando su marido e hijos dormían se levantó temprano para ir al campo para participar en la «cosecha» , explica ella y poder ganar 250 rupias «con ese dinero podré comprar dos kilos de harina y hacer tortitas para toda la familia durante una semana». Después de varias horas de trabajo a una temperatura de 45º al mediodía, tuvo sed y se acercó a un pozo a beber agua. Una de las mujeres que trabajaba cerca de ella la observó y gritó: «Ha contaminado el agua de las mujeres musulmanas». La disputa fue subiendo de tono hasta que surgió una acusación: «¡Blasfemia!». En Pakistán, esa palabra significa la muerte.

Cinco días más tarde, tras propinarle una brutal paliza, la encarcelaron y está condenada a la horca.

Asia Bibi permanece a la espera de un recurso contra su condena, en una celda sin ventana ni servicios higiénicos, aislada de sus compañeros de prisión porque los islamistas radicales han puesto precio a su vida.

No podemos quedarnos pasivos ante los ataques a la libertad de creencia y culto, ni los de aquí ni los de Pakistán, ni ante los que amenazan la vida de Asia Bibi.
Rita Villena
Málaga

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine