11 de octubre de 2013
11.10.2013
En corto

Ya está aquí

11.10.2013 | 05:00

Dice un amigo y colega: «La policía nos protege, pero debemos protegernos de ella, antes o después se pasa». Ahora bien, hay policías y policías, cada una con su virtud y su peligro. Estos días, sin ceremonia protocolaria alguna, ha empezado a funcionar una nueva policía, financiada por el contribuyente norteamericano pero con jurisdicción en todo el mundo. Técnicamente, y con arreglo a la ley del Congreso USA que ampara su creación, un grupo de élite de esa policía puede presentarse una noche en nuestra casa, echar la puerta abajo y llevarnos a un barco de guerra para ser interrogados. Bastaría que en el rastreo universal de comunicaciones al que todos estamos sometidos un analista interpretara algo mal y nos vinculara a Al Qaeda. Ya se que no es fácil y tampoco esto es Libia, pero han ocurrido cosas. El caso es que la policía global ya patrulla nuestras calles con una red de pesca.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine