23 de octubre de 2016
23.10.2016
La señal

Aquí Mosul, cambio

23.10.2016 | 05:00

Hablaba entretenido con mi amigo de la ofensiva sobre Mosul. La ONU y todas las ONGs del mundo mundial preocupadas por la población civil. Es la ventaja que tienen aquellos a los que los civiles les preocupa un rábano y los utilizan como escudos humanos. En cambio, los buenos tenemos que cuidar que en una guerra no haya muertos. Es como hacer una tortilla sin huevos. Los malos siempre tienen de aliados a las opiniones públicas bienpensantes. ¿Y para cuando una ofensiva contra Podemos? Porque es urgente, me dice, no solo no dejan hablar en la Autónoma de Madrid a González y Cebrián, ya lo habían hecho otras veces con otros oradores atrevidos, sino que como pisen moqueta ya no los desaloja nadie y de lo que quede de la democracia española dejarán un páramo.

Es lo que dice Savater refiriéndose a los nacionalistas vascos, pero es aplicable a los catalanes. El independentismo le crea un problema al Estado pero la independencia a ti (peneuvistas, exconvergentes?). Creo que aunque un día no sean españoles le seguirían echando la culpa a España por cualquier invención de las suyas, que si no les devolvió el dinero robado, que si un fauno raptó a la Colau, vaya usted a saber. El reino de las palabras lo aguanta todo.

Y en este gran teatro del mundo, Fredrick Forsyth lo dice claramente, Snowden y Assange son unos traidores. No quita que nos hayamos enterado por ellos de muchas cosas que algunos suponíamos. Otrosí: como el caso de Bob Dylan, ¿qué tiene que ver que sea un cantante que siempre llevaremos en el recuerdo a que creamos que es una impostura que se le conceda el Nobel de Literatura? Su única obra escrita, La tarántula, es abominable, incluso para él mismo. Un cantautor por muy romántico que sea con sus letras -Mr. Tambourine man- no es un escritor.

Menos mal que Juan Carlos Robles me trae a la realidad y al centro de Málaga desde Onda Azul donde tertuliamos los viernes de economía. El decano de los economistas malagueños habla de cómo enfrentar en el derecho bancario -como ha hecho Arriaga, por ejemplo- demandas masivas; esto solo puede llevarse a cabo con una producción industrializada, es decir, modelos estándar para todos los casos, que después son revisados por un abogado: preferentes, cláusulas suelo y, en general, productos financieros engañosos. Francisco Aguilar, exconcejal de Economía aquí dice que con las preferentes hay gente que ha ganado dinero por los intereses que producían, el problema estaba a la hora de retirar los fondos, ahí te disolvían en cal viva -tan querida por Coleta Morada-. Y en esto leo que una manada de perros asilvestrados mata a treinta ovejas en la Sierra de las Nieves. Es la primera vez que esto sucede pero el hambre de estos perros, algunos abandonados, no perdona. Otras manadas: en Alsasua (Navarra) dos guardias civiles estaban sangrando en el suelo y les seguía pateando una turbamulta. Y están los angelitos, como El Prenda y sus acompañantes presuntos violadores de Pamplona y antes de cualquier otro lugar de sus correrías. En cambio, un juzgado no ve incitación al odio en las vejaciones a Víctor Barrio en las redes sociales. Yo sí, ¿y usted?

Pero te relajas en la Malagueta y disfrutas de la nueva iniciativa de Antonio Cárdenas, director y fundador de La Canasta. Otrora allí se encontraba El Gallo de Indias, de tantos recuerdos. Ahora este gran emprendedor pasa de la panadería a la restauración ampliando su negocio, como ya ha hecho en otros puntos de la geografía de Málaga y provincia. Es lo que tiene el mundo, existe el mal pero abunda el bien. Se lo digo a Paco García, que pasó este jueves un día contrariado. Piénsese en Manuel González, obispo que fue de Málaga, ya es santo. Si, además, podemos visitar la exposición de mi amigo Antonio Suárez en el museo de Mijas –La parte inversa del sueño- y después cenar en Torremolinos en Loft en el mar -una tienda de muebles en la que se degustan platos muy originales- pues miel sobre hojuelas. Pero no debo olvidar, me digo, a Rodrigo Caro (1573-1647), que se expresaba así:

Estos, Fabio, ¡ay dolor!, que ves ahora
campos de soledad mustio collado,
fueron un tiempo Itálica famosa.
Aquí de Cipión la vencedora
colonia fue; por tierra derribado
yace el temido honor de la espantosa
muralla, y lastimosa
reliquia es solamente
de su invencible gente.

cima@cimamalaga.com

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine