03 de diciembre de 2016
03.12.2016
En corto

Militares al poder

03.12.2016 | 05:00

El reavivamiento por el FBI, en los últimos días de campaña, de un asunto que estaba archivado (los e-mail de Hillary), tenía cierto tufillo conspiracional. Ante la colocación por Trump de militares muy militaristas en los cargos clave un conspiranoico diría que el puzzle va encajando. A veces las conspiraciones no hace falta que se urdan en reuniones de conjurados, los vínculos y enlaces surgen por sí sólos de una comunidad de intereses largamente gestada: una respiración común. A estas alturas podemos ya considerar que no es un loco aislado el que ha llegado a la Casa Blanca, sino el mascarón de una vieja locura belicosa, nacionalista, supremacista y pretoriana que vive en las entrañas de ese raro pueblo. Tantas veces nos había hablado Hollywood de este peligro latente que ya forma parte de nuestra idea de USA, y no nos choca. Consuela sólo pensar que Hollywood siempre exagera.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine