19 de diciembre de 2016
19.12.2016
En corto

Desconexiones

19.12.2016 | 05:00

El problema de las desconexiones es que estamos más conectados de lo que parece. Se pone uno a separar tejidos, vasos, redes internas y sistemas, y aparecen otros. Montamos una circulación paralela, con hacienda propia, pero ¿qué hacemos con la red neuronal, el sistema límbico o los mismos sentidos?. Pone uno tapones en los oídos para librarse del ruido de la calle, o de esa misteriosa vibración que aparece cada noche al fondo del silencio, y nos llega todo, más o menos amortiguado, a través de la reverberación del cráneo. Y luego está la memoria, sobre todo la del disco duro, que llega al tuétano de los huesos y de la que no hay modo de librarse. Los secesionistas, para sortear el trauma de la amputación, parecerían inclinarse ahora por una cirugía fina e indolora, aunque los doctores se eternicen en el quirófano. Bien mirado, esa eternidad quirúrgica podría ser una salida para todos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine