23 de febrero de 2017
23.02.2017
En la nube

La era de las historias efímeras

Zuckerberg hostiga a Snapchat con publicaciones de un día en Facebook e Instagram y remozando Whatsapp

23.02.2017 | 05:00

Las fotos y vídeos que desaparecen en 24 horas llegan a Whatsapp y Facebook. Primero fue Instagram con sus «Historias» y en los últimos días el contenido efímero, una idea original de Snapchat que se ha instalado en los dominios de Mark Zuckerberg. Dos lanzamientos seguidos que se suman a la reciente confesión del fundador de Facebook sobre la existencia de contenido engañoso en su red. En cuestión de una semana se ha cerrado el círculo. Ya es posible compartir a través de todas las redes de Zuckerberg (Facebook, Instagram y Whatsapp) fotos y vídeos que se esfuman al cabo de un día. Ayer se anunció la llegada de los estados de Whatsapp y hace cinco días las burbujas de ´Stories´ se instalaron en la parte superior de la versión móvil de Facebook (al igual que en Instagram). Si bien la actualización de Facebook no representa una gran novedad (salvo un puñado de filtros y emoticonos para las fotos), Whatsapp cambia por completo su concepto. El servicio de mensajería se vuelve más social. Los usuarios podrán colocar en el estado fotos, vídeos y gifs que se despliegan en un especie de muro, similar al de otros medios sociales. La actualización estará disponible para los usuarios en los próximos días con motivo de su octavo aniversario, que tiene lugar este viernes.

El objetivo de Facebook con este movimiento es claro: dar jaque a Snapchat, la aplicación de contenido efímero más popular entre los jóvenes. Intentó comprarla hace un par de años por 3.000 millones de dólares pero la empresa declinó la oferta. A finales de año, Snapchat alcanzó los 158 millones de usuarios activos pero su crecimiento permanece en punto muerto desde que Instagram lanzó sus ´Stories´ el pasado agosto. Mientras Snapchat se ralentiza, Instagram sube como la espuma y cerró 2016 con 600 millones de usuarios.

De las historias efímeras, amadas por Facebook, a las historias falsas, su debilidad. Tras las críticas por permitir la publicación de bulos que beneficiaron a Donald Trump en las elecciones estadounidenses, Facebook trabaja en mejorar su sistema de información. La semana pasada, Mark Zuckerberg reconoció en un manifiesto sus errores. «Somos conscientes de que hay información errónea e incluso contenido claramente engañoso en Facebook», admitió el magnate tecnológico. Del mismo modo, mostró su intención de mitigar el sensacionalismo y marcó entre los objetivos de Facebook la creación de una sociedad informada y una comunidad global. Zuckerberg quiere que su red tenga un impacto positivo y hacer del mundo un lugar más seguro. Una publicación con cierto tono político que se suma a la que realizó a principios de año e hizo saltar las alarmas sobre su interés por postularse a la presidencia del país. Algo que no tardó en desmentir. En cualquier caso, la red social Facebook ha trazado nueva ´hoja de ruta´. La Inteligencia Artificial será una de sus armas para combatir el terrorismo y el usuario conforma el eje principal del buen funcionamiento de la red. Cada persona podrá configurar en su perfil los límites de lo que está dispuesto a aceptar en temas como la desnudez o la violencia para evitar la censura automática

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog