09 de mayo de 2017
09.05.2017
Tribuna

Un Día de Europa para recordar

09.05.2017 | 05:00

Hoy no es un Día de Europa cualquiera. Parece que finalmente podemos dejar atrás 2016 como el «año de todos los peligros», y que las crisis planteadas en varios frentes están amainando. Primero Holanda y ahora Francia han conseguido superar los primeros embates del populismo antieuropeo. Los 27 están más unidos que nunca frente al brexit y la victoria de Emmanuel Macron abre una nueva puerta a la esperanza. Europa va a remontar.

La remontada de Europa pasa en primer lugar por recuperar una de sus grandes señas de identidad, el modelo social europeo. Comparados con el resto del mundo, los niveles de bienestar europeos son altos, pero esto no impide que muchos ciudadanos sientan una profunda ansiedad ante el futuro. La UE siempre ha tenido una dimensión social, estrechamente vinculada con la necesidad de profundizar el mercado interior, para que las condiciones de los trabajadores sean más homogéneas en los diferentes Estados de la Unión. Sin embargo, en las últimas décadas han crecido las desigualdades entre países, como evidencian las grandes diferencias en los índices de paro o de pobreza.

La Comisión Europea ha lanzado recientemente una batería de medidas sociales como por ejemplo la directiva para conciliar el trabajo y la vida familiar con excedencias de cuatro meses para cuidar a menores de 12 años o permisos para cuidadores de familiares enfermos. Estas medidas contribuirán a elevar la tasa de empleo femenino y a incrementar la natalidad en una sociedad envejecida. Ese debe ser el inicio de un programa ambicioso de reformas que apuntalen un sistema más justo de condiciones de trabajo y protección social en Europa.

Puede que muchos ciudadanos duden de que Europa sea capaz de llevar a cabo estos cambios, pero hay razones para ser optimistas. En primer lugar porque la mayor parte de los europeos desean una mayor implicación de la Unión Europea a la hora de resolver los problemas que les afectan, tal y como muestra el último estudio ´Eurobarómetro´. Para afrontar retos como el del terrorismo, el desempleo o el fraude fiscal, el 80% de los españoles quieren que Europa tenga mayor capacidad de actuación.

El contexto económico también es favorable: la economía de países como España, Italia, Francia y Portugal se recupera y está previsto que todos los Estados miembros crezcan este año.

Salimos de varios años de crisis pero la Unión Europea ha demostrado que podía resistir y hacer frente a las situaciones más adversas. Bajo el impulso de Jean Claude Juncker, que acaba de alcanzar la mitad de su mandato, la Comisión no ha parado de trabajar para aportar soluciones concretas a los problemas de Europa. Para solventar el reto que ha supuesto la inmigración y la llegada masiva de refugiados. Para hacer frente al escándalo de la evasión fiscal de las grandes multinacionales la Comisión ha adoptado decisiones frente a 38 multinacionales (la más sonada, la multa de 13.000 millones de euros a Apple).

O para impulsar la economía y la inversión productiva: el Plan de Inversiones en Europa ya ha alcanzado el 60% de los objetivos previstos. España es el segundo país que más fondos está recibiendo del ´Plan Juncker´ con una inversión movilizada en torno a los 27.000 millones de euros.

Resumiendo: la Comisión Europea propone un giro hacía una Europa más social. Poco a poco, los sondeos indican que Europa recupera la confianza de sus ciudadanos (un 62% de los españoles, 7% más que el año anterior). La locomotora franco-alemana da señales de que muy pronto recuperará su velocidad de crucero y la 9ª de Beethoven, el himno de Europa, suena en las celebraciones del nuevo presidente-electo francés. Aunque quede mucho por hacer, la luz de la esperanza vuelve a brillar este nueve de mayo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Más información

Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine