09 de mayo de 2017
09.05.2017
40 Años
40 Años
Columna abierta

Al rescate de la ilusión

09.05.2017 | 05:00

"Esperanza y confianza" respira la Unión Europa tras la victoria electoral del Emmanuel Macron, sucesor a los 39 años de De Gaulle, Pompidou, Giscard, Mitterrand, Chirac, Sarkozy y Hollande en la presidencia de la V República Francesa. El movimiento socioliberal por él creado, hace tan poco tiempo que ni siquiera lo ha tenido para convertirse en partido político, gana a todos los partidos históricos y aventaja en 30 puntos a otro movimiento, el Frente Nacional de Le Pen, que a pesar de su abultado porcentaje en primera y segunda vueltas, ya anuncia refundación y cambio de nombre. Todo anuncia una renovación acelerada, un cambio de tempo en los acontecimientos íntimamente unido a la puesta al día de las ideologías. El hecho de haber atraído el voto joven de un país con el 25% de paro juvenil señala el rescate de algo tan movilizador como la ilusión.

Es el centro rigurosamente equidistante el que toma el poder en Francia, con la adopción mayoritaria de una promesa regeneradora que con toda probabilidad respaldará mayorías macronistas en las elecciones legislativas del próximo junio. Un tiempo escaso para que arraiguen en nuevos votantes el ideario y los programas del ya presidente, pero suficiente para ajustar las líneas maestras del programa de gobierno estatal y local de su propuesta En marche, intensificando los contenidos que hayan calado mejor en este turno presidencial y matizando los más polémicos. La Europa unida deberá duplicar su respaldo al país que inicia un quinquenio sin hipotecas históricas, libre de deudas políticas y volcado en abrirse todavía más a la cohesión comunitaria y a la entrada de innmigrantes.

La realidad del gobierno Macron dará la medida de la equidistancia entre una derecha y una izquierda en caída, que no cejarán en el intento de desprestigiarlo para recuperar posiciones. Lo más importante en este momento del mundo es neutralizar a la ultraderecha lepenista, condenar sin matices todo intento disgregador y apoyar en el espacio europeo la viabilidad de la union bancaria, el imperativo de la política fiscal común, la autonomía de los sistemas defensivos frente al errático Trump, y todos los objetivos del programa de Macron consolidan «un futuro europeo», como han celebrado los responsables de la UE. Desde sus vetos al avance necesario, como fue el ´no´ a la Constitución Europea, el joven presidente puede conducir a Francia a la vanguardia del avance por una Europa «próspera, estable y más integrada», como expresó Rajoy en su felicitación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine