12 de mayo de 2017
12.05.2017
Tribuna

Un revolcón con Siri, Alexa y Cortana

12.05.2017 | 05:00

Uno de cada cuatro usuarios de teléfonos inteligentes en el Reino Unido han tenido una fantasía sexual con la voz del asistente digital que ´vive´ dentro de sus móviles. Es decir, se dieron un revolcón imaginario con alguien que no existe. Se amaron con el Siri de Apple, el Cortana de Microsoft o el Alexa de Amazon. El no va más del cibersexo. Por ahí vamos. Este dato afloró en una encuesta elaborada hace un mes por las agencias de publicidad británicas JWT y Mindshare. El trabajo también reflejó que el 37% de los usuarios preguntados confesaron que les gustaría que esa ´doncella digital´ fuera una persona real. El amigo invisible que vive en nuestros dispositivos, ese algoritmo que responde sin pestañear (es un decir) a todos nuestros deseos, está instalándose en nuestra vida cotidiana mucho más rápido de lo que podríamos pensar. Ya no es un asunto propio de películas de ciencia ficción, como la reciente Her, donde el protagonista, Joaquin Phoenix, se enamoraba perdidamente de su asistente digital Samantha, con la voz de Scarlett Johansson. La compañía de investigación de tendencias en el mercado digital Emarketer acaba de publicar unos datos que reflejan hasta qué punto Siri, Cortana y Alexa ya forman parte de nuestro círculo íntimo. Unos 60,5 millones de estadounidenses ya están hablando al menos una vez al mes con sus respectivos asistentes virtuales. Casi un tercio de la población estadounidense con teléfono móvil. Los ´millennials´, la generación que se encuentra entre la veintena y la treintena, son los más proclives a interpelar, para comprar o buscar información en la web, a estos algoritmos sin cuerpo pero con aterciopelada voz de mujer. La generación de sus padres, los ´babyboomers´, en cambio prefiere seguir relacionándose con personas reales y pedirle las cosas a otro ser humano. Eso de hablar con un congénere, vista la tendencia actual, empieza a ser una cosa del pasado. Los estudios de mercados subrayan que el mayordomo digital ha llegado para quedarse. Según los últimos datos, publicados por la revista digital Recode, uno de cada cuatro hogares de Estados Unidos tiene un electrodoméstico inteligente. La mayoría de estos dispositivos son los llamados ´altavoces inteligentes´, como el Echo de Amazon, dispositivos a los que se les puede hablar para pedirles que hagan gestiones. En los hogares que tienen Echo, el 60 por ciento de las compras de los últimos seis meses se hicieron pidiéndole al altavoz inteligente que se conectase a la web para adquirir un determinado producto. La mitad de los encuestados lo usan a diario y, por este orden, esto es lo que le piden: reproducir una música determinada, la información del tiempo, conocer las noticias, preguntarle curiosidades y organizar las tareas personales. Hasta el momento es Amazon, con su Echo, la empresa que copa la mayor parte del mercado y ahora presenta un nuevo modelo con pantalla.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine