02 de junio de 2017
02.06.2017
ÚLTIMA HORA
Los Mossos califican el ataque de Cornellá como un atentado terrorista
Tribuna

Manuel Moix, los chismes y la esperanza

02.06.2017 | 05:00

Los cadáveres políticos de Mariano Rajoy se cuentan por decenas, el último Manuel Moix, el ex fiscal Anticorrupción. Nada hay peor para un político del PP que Rajoy alabe su conducta, le apoye o crea en él. Lo hizo con Moix y a las 24 horas estaba en disposición de servicio. Ahora queda De la Maza, el fiscal general y su ojito derecho en el Gobierno, Rafa (para los amigos) Catalá. Escándalo tras escándalo. Y Rajoy huye. Algún día tendrá que dar la cara y no limitarse a reprender a tirios y troyanos porque no hablamos de economía, sino sólo de chismes. Para chismes los 146 lingotes de oro y millón de euros que un lacayo de Esperanza Aguirre había colocado en Suiza. El PP es un puro chisme.

Con todo, hay días que nos reconfortan con la justicia: El presidente del Gobierno y presidente del PP, don Mariano Rajoy, se sentará en el banquillo como testigo para aclarar las trapacerías de su partido para manejar fondos económicos en B, ocultos u opacos. Él quería seguir siendo el presidente-plasma pero los jueces le han dicho que nanay, nanay. Fue la primera noticia que me reconfortó cuando abrí las páginas de este periódico el pasado miércoles. Pero había más. Veamos.

El PTA de Málaga firma las mejores cifras de su historia en empleo, empresas y facturación, cerrando el año 2016 con 17.776 empleados, mil más que el año anterior, 635 empresas instaladas y 1.758 millones en ventas. Me permiten el recuerdo de dos personas, de políticos como la copa de un pino que, cuando se ponía en duda la viabilidad del PTA, hicieron una decidida apuesta por el Parque. Uno de ellos ya no está con nosotros, el recordado alcalde de Málaga, el socialista Pedro Aparicio y Manuel Chaves, presidente de la Junta empujando con la fuerza que le daban en creer en un proyecto que empezó balbuceando hasta que tomó las riendas uno de los profesionales más expertos que hay en su terreno como es el director general del PTA, Felipe Romera, persona discreta, no dada a apuntarse tantos, de eficacia comprobada en su gestión y que, además, transita por la literatura con el amor del principiante, pero con calidad. Felipe Romera es parte de la esencia del PTA aunque, a veces, se le haya querido negar el pan y la sal e incluso se viera envuelto, sin sustancia, en ciertas turbulencias judiciales por mor del cargo. Mi respeto.

Una tercera noticia me hizo creer en que es posible, pese a la crisis, tener y generar sentido social a muchas iniciativas y me refiero a la Universidad de Málaga, con el rector José Ángel Narváez a la cabeza. El hecho de trabajar con él, codo con codo, desde la presidencia del Consejo Social de la UMA me autoriza a afirmar que, además de un acendrado defensor de la universidad pública, muchas de sus iniciativas tienen el profundo sentido social y de solidaridad que da sentido a su vida. La UMA, esta era la noticia, aumenta su presupuesto de becas en un 66% para el próximo curso, becas de cohesión social para alumnos que no cumplan los duros y exigentes requisitos impuestos por Mariano Rajoy. Este esfuerzo presupuestario, no suficientemente valorado, representa un consuelo y una esperanza de seguir en los estudios para quienes no podrían hacerlo por razones económicas. Estas becas de cohesión social UMA-Junta son un ejemplo de que se puede realizar una política progresista, de izquierdas sin levantar demasiadas alharacas. Mi respeto al rector y a su equipo.

La cuarta noticia está por ver si será rosa o se vestirá de rojo (no por la verborréica moción del sabiondo Iglesias). Rodillo trabajado de Mariano Rajoy en el Congreso para sacar adelante los presupuestos. Cuando los socialistas recurrieron a los vascos para lo mismo, el PP y sus acreditados guerreros proclamaron que España se rompía y que el PSOE era un vende patrias. Ahora son los amigos del alma a costa de aflojar los tornillos de la economía, tal cual ha hecho el moldeable Cristóbal Montoro con los canarios. Se aventura una segunda parte de la legislatura de cierta tranquilidad para Mariano Rajoy con el número (escaños) 176. Y la pregunta es la siguiente: ¿Por qué no hizo esta maniobra para ser elegido presidente? Mariano Rajoy tenía una cosa clara: necesitaba llevar al PSOE a batirse en la abstención para que se le saltaran las costuras. Sin respeto.

P.D.- (1) Unicaja Banco ha dado un paso decisivo para afianzar su futuro. Manuel Azuaga al timón. Suerte. Será la suerte de Málaga y de Andalucía.

(2) Francisco de la Torre cada día más propenso a perder los nervios, alzar la voz y machacar al adversario con argumentos que no se sostienen. Esa es la impresión que dio en el último pleno.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine