10 de septiembre de 2017
10.09.2017
Maldeojos

Todo en orden

10.09.2017 | 05:00
Juana Rivas ha pasado esta semana por el programa de Ana Rosa Quintana.

Todo está en orden, señores y señoras. Los diputados cobran a fin de mes su salario sin un segundo de retraso, vemos a Mariano Rajoy y seguimos sin saber si sube o baja las escaleras, escuchamos a Mariano Rajoy y, aunque crees que habla español, el tío te la sigue metiendo con su lengua propia, un sindiós que no hay dios que entienda, salvo en TVE, a la que le da igual lo que diga porque lo que diga nos lo soltará sin vaselina. Los de 13tv siguen a lo suyo aunque con el culo apretado porque ven en TVE al competidor que jamás podrían haber imaginado, y eso que 13tv asusta hasta a sus propios, en este caso a un puñado de curas -no sé si vale que sean catalanes- que le han pedido al jefe de la empresa en España que se corten de raíz las tertulias e informativos de «esa cadena ligada a la Conferencia Episcopal» porque desde ellos «se opta por el desprecio, la descalificación, e incluso el insulto». Venga, curillas, no es para tanto. No puede ser tan bicho el presentador estrella de 13tv, don Antonio Jiménez, un hombre tan aseado, tan serio. Un tipo que acude con puntualidad solar a la peluquería para teñirse las canas y que se pone corbata para moderar a los forajidos de El cascabel no es cosa menor, es más, es cosa mayor -dice Rajoy con el puro en la boca en una de sus reflexiones-. Claro que el mismo tipo permite que en su tertulia de combatientes de extrema derecha se hagan a la audiencia las encuestas más locas que jamás se hayan hecho en televisión. Ejemplo, ¿se ha menospreciado a Manolo Escobar por cantar a España? Sí, al 905 855 001. No, al 905 855 002. Otra. ¿Pagaría por ver una película de Fernando Trueba? Sí, al bla, bla, bla. No, al bla, bla, bla. Y otra. ¿A quién cree usted, a Aguirre o a los agentes? Sí, al bla, bla, bla. No, al bla, bla, bla. No me negarán que no tienen sentido del humor. A ver, curillas resabiados, quizá rojos con rabo y aliento de azufre, no sean tan tiquismiquis, al menos 13tv ha largado al hombre espectáculo Carlos Cuesta y clausurado La marimorena, otra tertulia disparatada sólo apta para gentes que aman la guerra entre hermanos y llenan el coco con basura ideológica de saldo.

Hooligan Forcadell

Si Carlos Cuesta está libre, TVE podrá contar con él. Así que todo está en orden. Lo está, también, el Parlament de Cataluña. He seguido de soslayo, sin poder evitar los abrimientos de boca, la sesión de sus señorías para largarse de España como gatos escaldados. Y eso que, según Iñaki Gabilondo, que de esto entiende mucho más, fue una sesión bronca, maleducada, caótica, de vergüenza ajena. Pues ni por esas. Es más, estaba tan ajeno a la estricta chiflada presidenta de ese circo romano, la alucinada Carme Forcadell, una hooligan de la política, que me entraron ganas de bailarme una sardana y comerme unos calçots como mi admirada Diana, la de V, abriendo la boca así, con esa gracia que tenía el movimiento en zigzag del rabo de la rata desapareciendo por su gaznate. Creo que se me está yendo la olla, como a Artur Mas, de quien me entero por Al rojo vivo que, como una dama de la Cruz Roja, lidera una cuestación para recaudar fondos para sí mismo y poder pagar sus cuitas con la justicia a cuenta de la pasada consulta del 9N. Un sindiós. Un esperpento, una tragicomedia, ampliaba otra periodista, Nativel Preciado. O sea, todo en orden. El único «procés» que me emociona es el de sentarme a ver cómo va la segunda temporada de Narcos sin Pablo Escobar. O dicho de otro modo, como lo dice mi hermanito, el pintor Ángel Haro, «¿hay alguna manera exprés de independizarse de los independentistas y de los tertulianos constitucionalistas a la vez? Sin referéndum, por favor, que veo que se alargan y se alargan y a mí me hace falta ya».

Almohades y celestes

Para seguir demostrando que sí, que todo está en orden, las damas de la mañana han regresado renovadas, hiperactivas, eléctricas, histéricas, abdominales, telúricas, o sea, biodegradables, almorávides y almohades, yihadistas y policlínicas, poéticas y celestes, han vuelto como se fueron, sensacionalistas y amarillas, puñetas, carajo, joder. Si doña Susana Griso envía reportera a Carloforte, Italia, para pescar a Francesco Arcuri, el exmarido de la estrella Juana Rivas, que se escondió con sus hijos para no entregárselos a su padre, doña Ana Rosa Quintana pesca a la mismísima Juana y la sienta en su plató para estrujarla y ver cómo canta la Traviata desecha en lágrimas. Seguro que alguna de las dos manchó sus braguitas de gozo. Todo en orden. De hecho PP y PSOE pactan el nuevo Consejo de RTVE sin contar con el resto de partidos políticos. No me lo puedo creer. La semana pasada contábamos aquí las horas alegrándonos de la inminente salida de la actual dirección de RTVE gracias al consenso entre PP, PSOE, Podemos, PNV, y Ciudadanos. A la mierda. Por detrás, los dos grandes se reúnen para dinamitar cualquier cambio que no les beneficie. Otra vez repartiéndose el cortijo. Es de ellos, y como así lo creen, así actúan. La madre que los parió, no hubiera parido brevas, con lo dulces que están ahora. Hala, a desbarrar. Que va Rafa Mora –besugo de Mujeres y hombres y otros berzas– y le escribe, bueno, le escribió un tuit –estos tetes ignorantes, paletos y arrogantes son muy atrevidos– a la cantante Rihanna diciéndole: «Soy preparador físico. Tenemos que empezar a cuidar un poco esa figura si quieres volver a ser un cañón. Ponte en contacto conmigo», a lo que la humorista Raquel Sastre, recuperando ahora ese tuit mítico, le contesta al machito: «Hola, Rafa, soy bibliotecaria. Tenemos que cuidar un poco ese cerebro. Si quieres sacarte la ESO ponte en contacto conmigo». ¿Ven? Todo normal. Lo rubrica Matías Prats cerrando el informativo. Dice mirando a cámara: «Coincidiendo con las fiestas de Valladolid se está celebrando una competición de globos aerostáticos. 14 son los que participan, y en esta última jornada un equipo de Antena 3 se ha subido a uno de esos aparatos, y a pesar de que era su primera vez, ninguno de ellos se ha pillado€ un globo». Ay, que me lo como.

La guinda

Larrodera
Seguro que ha bordado la gala de clausura de la novena edición del FesTVal -este año no he podido viajar a Vitoria-porque Luis Larrodera se supera cada año. Donde sí podré escucharlo, y digo bien, escucharlo, es como la voz en off del concurso de Cuatro Ven a cenar conmigo. Este narrador pondrá el justo tono de ironía y diversión con que iremos conociendo a los concursantes. Ya veremos si el producto está a la altura. 

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine