24 de diciembre de 2017
24.12.2017
La señal

Habla Michael Corleone

24.12.2017 | 05:00

Bueno, algo habrá que decir del éxito electoral de Rajoy en Cataluña, que se echó a cara o cruz el 21-D. Y de Soraya y Albiol, y de todos los pelotas que como cabestros asentían a cualquier política que el faraón dictara, y qué decir de Moragas, que se ha ido a la ONU, y a vivir que son dos días. El presidente quería un imposible, un 155 que no hiciera mucho daño, que no se interviniera Catalunya Radio y TV3, que no fuera lesivo para los Mozos traidores, algo light, tú me entiendes, de buen rollito€ si hasta Millo pidió perdón por las cargas policiales por si a alguien les hizo pupa. Pero lo que dijo el todavía presidente sobre el asesinato de Laínez, supuestamente por Lanza, merece recordarse: «Sería bueno que muchos hicieran un esfuerzo para intentar que hubiera más moderación, porque hay algunos sectores de nuestro país que no ayudan nada». Vamos, Lanza, haz un esfuerzo, modérate, que te lo pide Rajoy, jajaja... Aquí tienes la cosecha de tu política, Mariano. Pero de dimitir e irte, de eso nada, resiste, como le decías a Bárcenas. Ahora Ciudadanos despierta como alternativa nacional y tu suelo electoral baja hasta la menos uno. Gil de Biedma lo decía: «De todas las historias de la Historia/la más triste sin duda es la de España,/porque termina mal».

A otros tampoco les va mejor. El fiscal acusa a Luis Pineda de extorsión y pide 119 años de cárcel. Bueno, y el Tribunal Constitucional rechaza que las comunidades autónomas ofrezcan sanidad a los sin papeles, anulando las normas de Valencia y País Vasco opuestas a los recortes del Gobierno de 2012. Y es que hay cosas que pueden no gustarnos pero que tienen fundamento, que diría Arguiñano. Y buena iniciativa la de Ciudadanos que reclama que guardias civiles y policías cobren lo mismo que sus compañeros autonómicos. Aunque, claro, en todas las familias hay un garbanzo negro, por ejemplo la número cinco de Ciudadanos al Parlamento catalán, Sonia Sierra, que apoyó al presunto asesino Lanza. Pero mucho peor es la vinculación de Podemos con la violencia política, caso del antes citado, y antes Bódalo -condenado a prisión por agredir a un concejal del PSOE- y Alfonso Fernández Ortega (Alfon) -miembro de los Bukaneros, condenado por tenencia de explosivos-. Ya Pablo Iglesias y Ada Colau exculpaban en Ciutat Morta a Lanza de haber dejado tetrapléjico a un guardia urbano, «montaje policial» se dice cuanto te cogen con las manos en la masa. Bueno, y el teniente de alcalde de Zaragoza Alberto Cubero y el secretario general de Podemos de Aragón, Nacho Escartín, también mostraron al presunto asesino su solidaridad. Sin embargo, lo que preocupa al personal es la ultraderecha, será porque la ultraizquierda ya gobierna en Barcelona, Zaragoza, Cádiz€ Es lo políticamente correcto, ponerle el ultra a la derecha y quitárselo a la izquierda, ¡magia potagia!

Pero sigamos. Hay que ver cómo mandan algunas mujeres, lo dice Rosa Francia respecto a su marido, que «no perdonaría» si volviera a presentarse, y el alcalde mareando la perdiz para desesperación de Bendodo. Francisco de la Torre en el PP es el Pedro Aparicio del PSOE, va por libre. Por cierto, alcalde, te recuerdo que la expropiación del edificio de la Casa Invisible costará 10.200 euros más por intereses, calle Nosquera 9 y 11, sí. En 2007, el inmueble fue ocupado por un colectivo y desde entonces lo gestiona con la aprobación del Ayuntamiento. Las fantasmagorías de la derecha española.

Y el Vaticano ratifica el milagro que elevará al padre Arnáiz, muy venerado en Málaga, a los altares como beato. Un santo, necesitamos un santo de la política, lo que nunca se ha dado. Decía Michael Corleone a Frank Pentangeli en El Padrino II: «Mi padre me enseñó muchas cosas aquí. En esta habitación. Me dijo: mantén cerca a tus amigos, pero aún más cerca a tus enemigos». Pues eso, Mariano.

Menos mal que Manuel Vilas gana el XXVIII Premio Unicaja de Relatos con Ámbar. Estilo minimalista y carveriano, dice el jurado. Un ajuste de cuentas entre un padre y un hijo, como otros que conozco. Alfonsina Storni, también doliente, escribía a otra mujer:

Vuestro nombre no sé, ni vuestro rostro
conozco yo, y os imagino blanca,
débil como los brotes iniciales,
pequeña, dulce€ Ya ni sé€ Divina.
En vuestros ojos, placidez de lago
que se abandona al sol y dulcemente
le absorbe su oro mientras todo calla.

cima@cimamalaga.com

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine