22 de febrero de 2018
22.02.2018
En la nube

La joya de Samsung eclipsa Barcelona

22.02.2018 | 05:00

El nuevo terminal de Samsung, el Galaxy S9, podría bautizarse como ´el esperado´. Su puesta de largo en el congreso mundial de móviles (Mobile World Congress 2018) ha causado tanta expectación que otros buques insignia de la telefonía, como Apple o Huawei, se han ido de estampida. La ausencia de grandes marcas y la cantidad de detalles que ya se conocen de lo último de Samsung hacen del congreso del fin de semana un evento descafeinado. El gran rival del iPhone X de Apple está a punto de ser presentado al mundo. Samsung revela este domingo todos los detalles de los modelos Galaxy S9 y S9+, a pesar de que ya se conoce hasta el color. El nuevo terminal de la firma coreana conserva los bordes redondeados de sus antecesores y estará disponible en gris, negro y morado. Sin embargo, si hay algo que caracterice este modelo será la calidad fotográfica y las diversas opciones para desbloquear el teléfono sin utilizar códigos. La cámara del nuevo terminal de Samsung tendrá 12 megapíxeles, estabilización óptica de imágenes y dos aperturas (f/1.5 y f/2.4). Tampoco faltarán opciones para desbloquear el teléfono biométricamente (a través de los rasgos físicos del usuario). Parece que el Galaxy S9 seguirá contando con lector de huellas (situado en la parte trasera debajo de la cámara) y con reconocimiento facial y por iris. Un completo. La función ´Intelligent Scan´ (reconocimiento inteligente) combina el escáner del ojo y el de la cara para mejorar los resultados y accionar el teléfono en condiciones de luz extremas.

El S9 también tendrá un sistema de altavoces en estéreo, carga inalámbrica, resistencia al agua y una pantalla de 5,6 pulgadas. El sofisticado modelo se Samsung viene con su hermano mayor de la mano, el Galaxy S9+. Más memoria, más batería, mejor cámara y una pantalla de 6,2 pulgadas caracterizan el modelo premium. Las diferencias entre ambos terminales se vuelven más evidentes para seguir la estrategia de Apple e impulsar las ventas de la versión más cara. Los de Cupertino, gracias a la exclusividad del modo retrato (solo presente en los modelos Plus), han logrado vender más unidades de su propuesta más cara. La misma estrategia sigue el iPhone X. Más allá del bombazo de Samsung, en el Mobile World Congress de Barcelona habrá pocas novedades. Huawei ha creado su propio evento en París para lanzar su nuevo terminal. LG, un habitual de esta cita, no acudirá con su LG G7 y Xiaomi, aunque estará presente, no promete grandes hitos. Sólo Sony, Lenovo y Nokia van dispuestos a plantarle cara a Samsung. En Barcelona habrá menos móviles de los esperados y menos mujeres de las necesarias. Aunque las cifras de participación femenina en ponencias son mejores que otros años (en 2017 participaron un 9% frente al 25% de esta ocasión), aún son insuficientes para terminar con la brecha de género en la industria tecnológica.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine