09 de junio de 2018
09.06.2018
Tribuna

Los tres sectores de El Corte Inglés perfilan un pacto que frene la contienda

09.06.2018 | 05:00

El Corte Inglés puede estar cerca de alcanzar un pacto para detener la contienda interna en la que está sumida la compañía de grandes almacenes. El acuerdo que se está intentando vertebrar supondría la renuncia de Dimas Gimeno a la presidencia, aun cuando continuaría probablemente en el consejo como vocal; el desistimiento de su prima y rival Marta Álvarez Guil para sustituirlo al frente del grupo y el nombramiento como nuevo presidente –en principio, con carácter transitorio– de Jesús Nuño de la Rosa (Madrid, 1963), un profesional formado en la casa, que durante dos decenios dirigió y relanzó Viajes El Corte Inglés y que desde octubre pasado es uno de los dos consejeros delegados de la empresa que asumieron los poderes ejecutivos de los que fue desprovisto Dimas Gimeno por sus primas tres años después de su llegada a la presidencia.

Nuño de la Rosa, con cuya promoción se intenta abrir una tregua en las hostilidades, se erigiría así en figura de consenso para las tres facciones que dirimen la lucha interna. El exresponsable de Viajes El Corte Inglés es una persona afín a la llamada ´vieja guardia´, el grupo de ejecutivos que, liderados por los octogenarios Florencio Lasaga y Carlos Anselmo Martínez Echavarría, gozan de un gran ascendiente sobre la estructura orgánica de la empresa y que, desde esa posición influyente y desde la presidencia de la Fundación Ramón Areces (mayor accionista de El Corte Inglés), están intentado mediar entre las dos ramas familiares enfrentadas.

Desde la muerte del anterior presidente, Isidoro Álvarez, Lasaga y Echavarría han oscilado ora en apoyo de las hijas adoptivas y principales herederas de Álvarez y ora de Gimeno, su sobrino y sucesor. Éste acepta la solución propuesta para evitar una derrota segura en el consejo extraordinario instado contra él y porque logra frenar el ascenso de Marta Álvarez a la presidencia.

En este veto también están de acuerdo la ´vieja guardia´ y directivos de la casa, que ven con recelo las pretensiones de la hija mayor. El ascenso de Nuño refuerza el poder de los directivos y profesionales avezados en el negocio y en la cultura corporativa de la casa. Marta Álvarez, tras constatar el día 30 que tiene mayoría para echar a Gimeno pero no para acceder a la presidencia, apoya el nombre de Nuño, con quien mantiene una buena amistad desde que ambos coincidieron en su juventud como meritorios en El Corte Inglés. Marta y Cristina exigen la retirada previa de las demandas judiciales planteadas por la madre y el tío de Dimas Gimeno contra ellas y estos demandan que sus sobrinas accedan a desvincular sus acciones, bloqueadas en una sociedad (Iasa) dominada por las dos hermanas.

Queda por ver si Nuño seguiría siendo consejero delegado corporativo y de las filiales de servicios, en cuyo caso duplicaría funciones frente al otro consejero delegado, Víctor del Pozo, el directivo con más ascendiente sobre Marta y hasta ahora principal ejecutivo como responsable máximo del negocio central del grupo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine