04 de julio de 2018
04.07.2018
En corto

Petición cordial a la militancia

04.07.2018 | 05:00

La diferencia entre un militante y un militar es sólo de equipamiento: el segundo lleva armas. Estoy faltando a la verdad, hay otra diferencia: en el militante manda más la pasión que en el militar, a fin de cuentas un profesional. La militancia en cualquier cosa es una opción respetable, pero conviene asumirla a plena conciencia: se hace uno militante y abandona una parte del juicio y la ecuanimidad (militar es eso, o hablamos de otro asunto). En momentos de gran pasión social o política una parte mayor o menor de ciudadanos más o menos ecuánimes se hacen militantes espontáneos. Esto es un peligro, para ellos (pues la mutación ocurre sin tener conciencia) y para los demás (pues son como militares sin preparación). En el asunto catalán puede suceder eso. Por favor, buenos ciudadanos españoles, bajen la dieta calórica, porque para arreglar esto sobrará la pasión del militante.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog