11 de julio de 2018
11.07.2018
El palique

Indepes en remojo

Artur está bronceado y vientreplano. Ahí hay brócoli, cinta de gimnasio, rayos uva. A Torra sin embargo le engordan los prejuicios

11.07.2018 | 05:00
Indepes en remojo

Algunos líderes del independentismo catalán se dieron un chapuzón solidario el otro día en Barcelona. Se trataba de recaudar fondos contra la esclerosis múltiple. Noble causa. Pero: tienen empatía con un enfermo al que no conocen, con un mal genérico, pero no con con un constitucionalista, un andaluz o un gallego. Un murciano o un castellano. El torso de Artur Mas es un torso burgués pero menos. Ahí hay gimnasio. Delgadez. Brócoli a la cena, poco queso, cinta andadora, máquina de rayos uva. Qué bien estás Artur para tu edad, y en ese plan. Artur está otoñal pero no acabado. El torso de Torra es más asilvestrado, su parte baja es pugnante por caerle sobre la pelvis. Diríamos que tiene panza o, como dicen en algunos pueblos, que «está más repuestito». No está fofo pero tampoco duro. Es más de libros que de gimnasios. Torra le da al fuet pero a lo mejor también le engordan los prejuicios y como debe considerar el gazpacho andaluz, el tomate murciano, el marisco gallego o los espárragos navarros comidas de bárbaros, se pone ciego de embutidos y abusa de las salsas en las que se moja los exquisitos calçots. Y así está. Le da poco el sol. También se nota. Mucho despacho. Romper España necesita mucha dedicación. Romper España es que da muchos sinsabores. Si quieres romper España no puedes estar todo el día en la playa. Lo han intentado cientos y cientos de líderes políticos. Romper España, no ir a la playa. No lo ha conseguido ninguno. Sin embargo, cada poco tiempo llega alguno que cree que puede lograrlo.

Torra fue este lunes a torrar a Sánchez, que se muestra dispuesto a escuchar a todo el mundo. Torra pondría el disco ese cansino de quiero un referéndum, quiero un referéndum, quiero un referéndum. Sánchez está escucha que te escucha, pero no dice nada. No da una mísera rueda de prensa. Alguien debería explicarle que es presidente del Gobierno y no psicoanalista. No veo yo a Torra en una hamaca, así que menos todavía en un diván.

La cosa se está complicando por momentos. No falta quien opina que se está poniendo caliente, por eso tal vez, y no por luchar contra la esclerosis, se ponen en remojo los indepes, que son como garbanzos al sol, o sea salen aún más calientes, en ebullición, y dispuestos a la lucha. Me producen gases. Su insolidaridad y sus ideas. La mar recibe a todo el mundo y el Mediterráneo viejo y sabio, mezcla de culturas, mar al que cantaron Serrat y tantos otros no iba a ser una excepción. Ignoramos si Torra y Mas se ducharon antes de zambullirse, si consideraron adecuado mojarse el cabello, si había algas o incluso para esquivar el mal que los guijarros producen en la planta de los pies iban calzados con unas chanclas cangrejeras. Alguien debió advertirles de que el Mediterráneo es universal y universalista, no dado a contagiar aldeanismos ni a rebozar a nadie en sus propias ideas. No hay noticia de que sean gente permeable.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine