12 de octubre de 2018
12.10.2018
En corto

Al borde de la marginalidad

12.10.2018 | 05:00

¿Hay vida fuera de las series, o sea, puede uno hacer vida normal sin estar al tanto de lo que pasa en ellas? La respuesta es que normal-normal, no, y lo digo por experiencia. Por la razón que sea (incluido un puntito asocial), estoy descolgado de las series, hasta el grado de no saber bien el nombre de cada una, ni nacionales ni extranjeras, y me doy cuenta de que no capto muchas de las cosas que se mentan en los periódicos o en los programas de los medios, y quedo fuera de buena parte de las conversaciones de la gente que me rodea. Cómo han llegado a meterse las series en nuestra vida, hasta colonizarla de ese modo, ya es otro asunto, pero podríamos verlo como una aplicación mental más de la fabricación en serie, que está en la base de nuestra civilización, fundada como se sabe por Taylor y Ford. El problema es que de estar fuera de las series a estar fuera de juego sólo hay un paso.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog