10 de diciembre de 2018
10.12.2018
Marcaje en corto

Hipotermias solidarias

10.12.2018 | 05:00

Llegó la Navidad, ese tiempo que por tradición debiera hacernos reflexionar. Debiera porque se trata de un verbo en desuso. Le dedicamos a conjugarlo casi el mismo tiempo que reservamos a la tradicional cocina a fuego lento. Ya nada se cuece a fuego lento en nuestras vidas. Porque la inmediatez a la que estos tiempos nos mantienen sometidos va reñida con macerar nuestros pensamientos. A este paso no reflexionaremos ni en sueños. A este paso, como las máquinas.

Antes reflexionábamos en Navidad, por ejemplo, porque las competiciones deportivas abrían un más que saludable paréntesis en sus calendarios. Pero ahora ni eso. En la globalización actual hemos importado el hábito de pasar estas fechas tan señaladas con el deporte parabólico conectado al televisor.

La Premier League incrementa el número de jornadas en las últimas y primeras semanas del año, con el Boxing Day del 26 de diciembre como eje y gigantesco escaparate mundial para una competición futbolística que mantiene a Inglaterra por encima de España en audiencias totales. Ocurre lo mismo con la NBA, que no detiene su ritmo durante estas próximas semanas y que también sirve de ejemplo sobre cómo acaparar la atención internacional de un deporte, en este caso el baloncesto, que ni siquiera aspira a ser el más seguido en EEUU.

El tiempo de reflexión se escapa mediante el seguimiento perenne a ese deporte de elite, como también llega a escurrirse si nos dejamos llevar por ese interminable carrusel de días de compras que no entiende ni de fechas festivas. Pero a través del deporte también vuelven en este último mes del calendario actividades que despiertan (si permanecen dormidos) aquellos sentimientos más solidarios.

En Málaga capital, la ONG Zapas Solidarias ha convocado para el próximo domingo 16 su particular acción benéfica. Con salida en la plaza Tabacalera y a partir de las diez de la mañana, los asistentes podrán recorrer cinco kilómetros a la carrera, o bien kilómetro y medio, como caminata familiar apta para todas las edades. El reto para esta edición es el de recaudar los 2.500 juguetes nuevos que posteriormente serán repartidos entre niños de familias con escasos recursos de toda la provincia. La prueba no competitiva tendrá además el aliciente de contar con la presencia de los Reyes Magos.

Fuera de la Península, en la localidad tinerfeña del Puerto de la Cruz, el sábado siguiente se desarrollará la segunda Carrera del Corazón y el Cross Familiar de Navidad, cuyo objetivo es el de recaudar fondos para los niños que sufren cardiopatías congénitas y a aquellos que esperan un trasplante de corazón. Y si viajamos por Europa a partir del Día de Navidad encontraremos a miles de personas que, por causas solidarias, se dan el último o primer chapuzón del año a bajo cero.

Dublín, Londres, Praga o Berlín albergan algunas de las pruebas populares de natación en aguas heladas que alcanzan mayor participación. Sus intrépidos participantes, lejos de lamentar la hipotermia, remarcan que todo lo malo «en el agua se queda».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog