20 de diciembre de 2018
20.12.2018
Al azar

El Consejo de Ministros ya se ha celebrado

Creemos haber visto los cuerpos golpeados por los antidisturbios, los adoquines volando hacia los policías

20.12.2018 | 05:00

Baudrillard tituló su explícito panfleto La guerra del Golfo no ha tenido lugar, porque sostenía que «no tenemos ni el gusto ni la necesidad de un drama real, de la guerra real». El pensador mayúsculo se especializó en la anulación de los acontecimientos consumados, pero incluso su prosa calenturienta hubiera tenido problemas con la reconstrucción hastiada de un suceso que todavía no se ha producido. Se trata por supuesto del Consejo de Ministros de Barcelona, aunque abundan los candidatos al análisis antes de la materialización.

Lo sé todo sobre la reunión del gabinete Sánchez en Cataluña de mañana viernes, salvo que todavía no se ha producido. El bombardeo de informaciones posteriores con fecha previa ha sido tan intenso, que ya creemos haber visto los cuerpos golpeados por los antidisturbios, los adoquines volando hacia los policías, los ministros entrando y saliendo apresurados de un búnker. Esta precisión en la descripción del futuro va más allá de animar a los revoltosos a estar a la altura de las exigencias del espectáculo, o de la necesidad de revestir de épica uno de los asuntos más soporíferos del mundo actual, también llamado Consejo de Ministros.

La guerra para informar sobre el futuro sí ha tenido lugar, y se recrudece a pesar de que se viven tiempos en los que nunca ocurre lo que estaba prescrito, véase la caída de Rajoy. El Consejo de Ministros ya se ha celebrado, el Gobierno contribuye con lealtad a las premoniciones al desmenuzar los acuerdos que se tomarán bajo una lluvia de improperios y golpes. Aunque no ocurra absolutamente nada, en el subconsciente se habrá anclado una atmósfera turbia, «alucinógena» en la inigualable jerga de Baudrillard. El gabinete no debió salir de Madrid, ha sido un completo fracaso teñido de violencia, el independentismo no controla a sus cachorros. Y el viernes ya informaremos de las cosas del lunes. O más allá.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog