11 de enero de 2019
11.01.2019
En corto

Vidas exitosas (resumen)

11.01.2019 | 05:00

Pocos rictus tan inconfundibles como el del éxito. Una satisfacción que desborda las hechuras del cuerpo, y aflora en la sonrisa, el reír de los ojos, el gesto, la postura. La rueda del nuevo entrenador, la victoria electoral, el final de una guerra, un acuerdo provechoso, una candidatura, una boda, los aplausos tras el concierto o la representación, la foto de familia del nuevo gobierno, la recogida del premio. Suele haber en ese trance una conspiración del entorno, incluidos los medios, y el éxito se respira por todos los poros del cuerpo social, que se rinde al triunfo. Luego, salvo rara excepción, llegarán la caída del equipo, la derrota electoral, las hostilidades, el acuerdo fallido, el divorcio, las espaldas del público, la destitución, la crisis de gobierno, el fracaso. Subir y bajar, bajar y subir, nadie piensa en una cosa cuando la otra. Y, al final, exitus.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog