15 de enero de 2019
15.01.2019
Tribuna

Alimentos ácidos

15.01.2019 | 05:00

Una vez finalizado el proceso de la digestión, los alimentos, de acuerdo a la calidad de las proteínas, hidratos de carbono, grasas, minerales y vitaminas que otorgan, van a generar una condición de acidez o alcalinidad al organismo. El resultado acidificante o alcalinizante, se mide a través de una escala llamada Ph, cuyos valores se encuentran en un rango de 0 a 14. Y, en una persona sana, el Ph de la sangre se encuentra entre 7,40 y 7,45. Ahora bien, en los tiempos actuales, hemos perdido un poco el norte en lo que se refiere a la alimentación, y el exceso de comida basura nos está convirtiendo en seres gordos, mal alimentados y con un sinfín de enfermedades, algunas de las cuales podríamos evitar, o al menos disminuir sus efectos secundarios, si prestáramos un poco de atención a los productos que nos llevamos a la boca. «El envejecimiento, la falta de energía, el mal genio y los dolores de cabeza, las enfermedades del corazón, alergias, eczemas, urticaria, asma, los cálculos y la arterioesclerosis, no son más que la acumulación de ácidos». Estas palabras me las decía un experto en alimentación. Por eso, les voy a enumerar algunos de los principales alimentos que acidifican el organismo: el azúcar refinado y todos sus productos, las carnes, mariscos, queso emmental, parmesano, camembert, de oveja y cabra, requesón, nata agria, cuajada, mozzarella, queso para fundir y huevo entero, la sal refinada, nueces, avellanas, cacahuetes, anacardos, pistachos, aceite de maíz, harina integral, pan blanco y negro, harina de trigo, alubias pintas, espinacas cocidas, habas, todo lo que contenga colorantes, conservantes, aromatizantes, estabilizantes, en fin, todos los alimentos envasados, chocolate, cerveza, té, café, refrescos, etcétera. Lo cierto es que debemos tener en cuenta que, constantemente, la sangre se encuentra autorregulándose, para no caer en acidez metabólica y de esta forma garantiza el buen funcionamiento celular. De ahí que el organismo debería obtener de los alimentos las bases (minerales), para neutralizar la acidez de la sangre, Ahora bien, todos los citados, aportan muy poco y, en contrapartida, desmineralizan el organismo (sobre todo los refinados). Y si tenemos en cuenta que en el estilo de vida moderno, estos alimentos, todos ellos antifisiológicos, se consumen unas 5 veces por día, los 365 días del año, ¿qué es lo que puede ocurrir, dado que nuestro organismo no está diseñado para digerir estos nefastos productos? Pues, a la vista los hechos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog