25 de enero de 2019
25.01.2019
El palique

Fugas hacia Vox

Bauzá, expresidente de Baleares, da un portazo en el PP que resuena en las altas instancias de los populares

25.01.2019 | 05:00
José Ramón Bauzá, con Mariano Rajoy, en una imagen de archivo.

José Ramón Bauzá, senador y expresidente de Baleares ha dado un portazo y ha abandonado el PP. Se va, según una carta que ha hecho pública, porque cree que su partido es ahora nacionalista y, en el archipiélago, procatalán. Ay, qué risa María Luisa. Bauzá quiere reescribir su historia. Y así precisamente, «Bauzá quiere reescribir su historia», se titula un magnífico artículo de Joan Riera en Diario de Mallorca publicado ayer. Conviene mucho leerlo para poner en contexto esta fuga. Búsquenlo. Bauzá no iba a repetir como senador, así que tal vez el cabreo sea el combustible de la tal fuga, que puede ser fuga hacia adelante, hacia la nada, hacia su profesión de farmacéutico o hacia Vox, que es lo que se temen en el PP. A lo mejor es también lo que se temen en Vox.

Lo que nos interesa de este asunto es el posible trasvase en masa o en masita de dirigentes o exdirigentes del Partido Popular hacia Vox ¿Mayor Oreja? La gran huida iba a ser la de Aznar, que sin duda, dando el paso hacia el partido de Abascal habría arrastrado a mucha gente. Pero ha llegado Pablo Casado y se ha proclamado aznarista y heredero de su legado, evitando la fuga del examigo de Bush.

La huida hacia Vox de cuadros del PP debemos bautizarla como el síndrome Bauzá, que lo mismo puede designar el caso de dirigentes que son más de derechas que el PP (y que don Pelayo) y por eso creen estar más cómodos en Vox pero también el caso de dirigentes defenestrados o sin hueco o arrinconados que sin embargo ven en el voxerío un campo nuevo donde ejercer un cometido. Ejercer un cometido es pillar un cargo, por si acaso a estas horas están para pocas sutilezas. No conviene sin embargo banalizar (bauzánilar) el caso Bauzá, que es causa, consecuencia, síndrome y viraje que obliga al PP a ir hacia la derecha. Todo el mundo se va para la derecha y Podemos se va al carajo. El panorama político es más ilusionante cuanto más conservador eres. Ciudadanos se borra de la socialdemocracia y disimula que gobierna en Andalucía con la aquiescencia de Vox. Y sin embargo es Ciudadanos el partido preferido por buena parte del PSOE para obtener alcaldías después de las municipales. Casi un lío. Un continuo reposicionamiento. Y lo de Bauzá, siendo un caso producido en las islas no es aislado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog