12 de febrero de 2019
12.02.2019
Tribuna

Tic tac, tic tac, Sr. De la Torre

No me imagino a otra empresa que dependa del ámbito municipal en la misma situación que la nuestra, porque ninguna se llama Limasa. Hemos creado un monstruo de cara a la ciudadanía

12.02.2019 | 05:00

En la tensa espera hasta el día 15 de febrero, fecha limite del plazo que Ud. fijó para que decidiéramos sobre su proposición indecente, no da tiempo de nada y hay tiempo para todo. No da tiempo para nada porque su decisión de intentar crear la discordia entre nuestra plantilla con el tour que está realizando su guardia pretoriana por nuestros centros de trabajo ha provocado en nuestras filas realizar, cual coche escoba, el mismo recogido para enmendar sus desatinos, y tiempo para todo porque entre cuartelillo y cuartelillo no puedo dejar de asombrarme por la sinrazón que estamos viviendo en nuestra empresa.

TIC TAC, TIC TAC, siguen pasando las horas y su amenaza continúa.

Situación incongruente la que estamos viviendo, que Ud., regidor de nuestra ciudad, no debería haber permitido.

No se han justipreciado varias resoluciones judiciales que, sentencias tras sentencia, nos han ido dando la razón, pero lo más lamentable es que no se han respetado documentos firmados entre caballeros.

TIC TAC, TIC TAC, siguen pasando las horas y su amenaza continúa.

Su decisión de trasladar unilateralmente a la plantilla una propuesta de convenio que incluye concesiones inaceptables puede cambiar el horizonte de las futuras negociaciones colectivas en el mundo mundial.

Está creando un precedente que, en el año en el que estamos, puede ser muy peligroso para las partes.

No me imagino a otra empresa que dependa del ámbito municipal en la misma situación que la nuestra, porque ninguna se llama Limasa. Hemos creado un monstruo de cara a la ciudadanía cuya imagen no borrará Ud. ni aunque a la próxima Limasa, la 4ª, la emperifolle de rosa.

TIC TAC, TIC TAC, siguen pasando las horas y su amenaza continúa.

Con su decisión también le digo que pueden ocurrir hechos que después lamentaremos, que para más inri, pueden concurrir entre la misma plantilla. No nos encontramos ahora ante la sinrazón de la ciudadanía contra nuestras y nuestros trabajadores en una huelga, legal y justificada, en la que sufrimos agresiones, un trabajador en comisaría, descalificaciones y desprecios constantes, sino que, gracias a sus voceros, pueden acaecer graves disturbios entre nuestro personal fijo a tiempo completo y el personal fijo a tiempo parcial y eventual.

Se está dudando de la honorabilidad de nuestro comité de empresa, sembrando en la plantilla la duda sobre nuestra preferencia hacia los primeros ninguneando a los segundos y terceros.

No, no y no. Nuestro afán es tan solo, en referencia a nuestro personal, que nuestras y nuestros trabajadores tengan un trabajo y un salario digno, que es lo que cualquier persona que viva en el siglo XXI se merece, amén de cumplir con lo que nuestra ciudad se merece, una ciudad bella y limpia.

TIC TAC, TIC TAC, siguen pasando las horas y su amenaza continúa.

Trabajo en la empresa desde el año 1987 y en la lucha sindical algunos años ya y no me gustaría pasar a la historia como aquel que, en momentos de tensión y para destensar una reunión y sin ánimo de lucro ni de ofender, osó parodiarle (hasta en los velatorios se cuentan chistes), sino como un humilde trabajador que con su pequeña aportación, colaboró en el gran paso para nuestra ciudad.

Debe hacerlo, tiene que hacerlo.

Es su deber y es su obligación.

Ud., que es el Messi del PP en Málaga, que es el que nos debe una empresa municipal, sabe que con el ahorro que se produce en esa transformación dotará a nuestra empresa de los recursos necesarios para que nuestra ciudad luzca como se merece.

Negocie soluciones, respete las sentencias y los jueces. No le dé más patadas a la lata porque ahora, ahora es el momento. No nos amenace con el resultado de las próximas elecciones municipales porque no todos los ciudadanos son torpes.

TIC TAC, TIC TAC, siguen pasando las horas y su amenaza continúa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog