17 de marzo de 2019
17.03.2019
Crónica política

Purga parlamentaria y bombazo de Trapero

17.03.2019 | 01:03

Semana muy agitada con cambio de actores en política y de guión en el juicio por el Procés. Este país tendrá una piel bien distinta tras la doble cita electoral del 28 de abril y el 26 de mayo. Los marianistas, o sorayistas de ocasión, han sido fulminados en las listas de Pablo Casado: Fátima Bañez, Montoro, Ayllón, Margallo, Maillo y otros, van fuera. Solo sobrevive Ana Pastor. Enfrente, los soberanistas más negociadores han sido fusilados por Puigdemont: adiós a Campuzano, Xuclà y Marta Pascal. Muy grave. Sumen a eso retiradas voluntarias, como la de Joan Tardà en Esquerra; ese grupo, aunque Oriol Junqueras encabece la lista, queda en manos del tuitero-diputado Gabriel Rufián. Ocurrencias y provocaciones garantizadas, en vez de propuestas constructivas.

En las filas de Podemos, de las que se retira Carolina Bescansa, habrá purgas y divorcios electorales. Cualquier errejonista huele a quemado y la ruptura del idilio con las confluencias -Compromis, las Mareas gallegas o catalanas- anuncia bajonazo electoral.

De la lista del PSOE se caerá el mejor conocedor de secretos de Moncloa y del Estado, José Enrique Serrano. Y ha decidido marcharse con elegancia el ex portavoz Antonio Hernando, la mejor cabeza jurídico-política, que Sanchez, desde que gobierna, ha tenido apretando un botón. "Estoy muy agradecido a mi partido, a la ciudadanía y a quienes apostaron por mí, básicamente, Zapatero, Rubalcaba y Pedro Sanchez. Seguiré apoyando al PSOE desde la sociedad civil", relata cómodamente Hernando a quien nadie ha llamado para continuar, ni ha llamado él a nadie. Vendrán otros con talento, quizás, pero es innegable que las purgas en las listas de diputados suman una nueva descapitalización del Congreso; gente inteligente no sobra.

Es como si los jóvenes líderes que pretenden gobernarnos quisieran borrar el pasado inmediato pero aferrandose a tiempos pasados. Los socialistas apoyan la memoria histórica, pero no cuidan la más cercana. Casado quiere borrar las huellas de Rajoy, acaso porque Santiago Abascal ridiculiza a "la derechita cobarde". Busca esencias rudas más atrás, en Aznar. A ver cómo le va.

Cambio de candidatos y cambio de guión en el juicio a los políticos independentistas, con revelaciones que desconciertan a sus abogados. El ex jefe de los Mossos, el mayor Trapero, soltó dos bombas en su declaración. Él y sus mandos le dijeron a Puigdemont, Junqueras y Forn que temían graves conflictos en el referéndum del 1 de Octubre y que "no contaran con ellos para subvertir la legalidad vulnerando la Constitución". Estas frases las escucharon en directo los 17.000 integrantes del cuerpo policial catalán que el pasado jueves, el día de esa declaración, apenas se desplegaron, para permanecer ante las pantallas de los televisores, o se conectaron a la radio en las patrullas, o lo hicieron con un pinganillo en sus guardias. Primer bombazo. Segundo: si se recibía la orden judicial pertinente, un mes después, el 27 de octubre, estaban dispuestos a detener a Puigdemont y a sus consellers. Sacrilegio. Según se ha sabido por un informe de La Vanguardia, cada alto jefe policial tenía asignado ya un político para el arresto. La orden judicial no llegó.

Esas revelaciones quebrarían la moral de cualquier movimiento porque subrayan la temeraria fuga hacia adelante de Puigdemont y Junqueras. La mayoría de la población no los seguía -el mito ya destruido de "un sol poble ", porque hay dos Cataluñas- pero tampoco los mandos policiales participaban de su aventura. Cuesta entender cómo todavía Puigdemont ordena y manda desde Waterloo, buscando el "cuanto peor, mejor"; pero, sobre todo, no se comprende que le obedezcan.

Con Trapero, antes héroe, ya incorporado a la lista de "traidores", en TV-3 optaron por distraer la noticia y en un programa ridiculizaron al ex Delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo, que donó un riñón a su esposa. "Es una miseria moral", ha dicho la exministra Dolors Montserrat. Con dinero público.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog