26 de abril de 2019
26.04.2019
20 años de La Opinión

La Opinión, testigo privilegiado

26.04.2019 | 09:11

Dicen los entendidos del periodismo que la prensa escrita tiene mucho de trinchera, de combate diario con lo cotidiano y lo noticiable, y que subsistir en un medio tan complejo como el escrito en estos tiempos en los que lo digital se impone, supone un acto de resistencia.

El énfasis está justificado si estamos conmemorando los 20 años de un medio como La Opinión de Málaga. En 1999 el periódico salió por primera vez a la calle, con admirables dosis de tenacidad y de intuición, aunque muy probablemente, sin advertir el alcance de la irrupción de las nuevas tecnologías que, con respecto a la prensa, han supuesto una revolución más allá de lo tecnológico, propiciando una transformación radical en el orden social y económico, lo que ha motivado que se reinvente con solidez y en tiempo récord para obtener la pujanza actual. Los datos son elocuentes: en los tres últimos años el número de lectores de la edición online del periódico se ha quintuplicado.

Muchos han sido los cambios en estos años. Por señalar un hito, hace dos décadas, se fundó igualmente el PTA. Un parque que ha multiplicado por 9 la facturación de las empresas que alberga y que suma ya casi 20.000 empleados, frente a los escasos 2.300 empleos con los que cerró su primer año de vida. Este dato es señal de la madurez alcanzada por esta sociedad y de su capacidad de absorber mano de obra cualificada, con un nivel de ocupados con titulación superior que se ha duplicado en este periodo.

La Opinión ha sido el testigo privilegiado y el transmisor de estos cambios, dando noticia de la transformación de Málaga desde la apertura del Museo Picasso en 2003 a su consideración actual, con recursos como el Museo Thyssen, la Colección de Arte Ruso o el Museo Pompidou, a los que se unen más de 30 espacios museísticos de primer nivel, motores de la actividad económica y vital de una sociedad dinámica y ambiciosa, que, gracias a su planificación y a su talento, ha logrado recortar la tasa de desempleo en 13,6 p.p. en estos veinte años. Pese al abismo de la crisis y sus consecuencias.

Una evolución de dos décadas de la que el periódico ha sabido salir airoso, de manera brillante, al igual que Unicaja. Si en 1999 el panorama financiero nos mostraba más de 49 cajas de ahorros, hoy sólo quedan ocho grandes grupos provenientes de esas Cajas de Ahorros, siendo la Fundación Bancaria Unicaja la única que conserva su sede social en Andalucía, y en Málaga, concretamente. La Fundación Bancaria Unicaja, propietaria de un 49,7% de Unicaja Banco, es un referente regional en las actuaciones sociales y culturales que auspicia, sumando más de 1,3 millones de beneficiarios en Málaga de su actividad social y cultural, a través de cerca de 1.500 actividades realizadas en la ciudad.

La Fundación Unicaja cuenta con una sala de conciertos donde se realiza un programa musical y escénico estable, de calidad y accesible a todos los públicos; cuenta con cuatro centros educativos bilingües en la provincia de Málaga donde se persigue la excelencia formativa; Campus donde se conjuga el ocio, el deporte y la educación en valores; dos museos propios, como son el Museo de Artes Populares de Málaga y el Joaquín Peinado de Ronda y una sala de exposiciones, la Sala Siglo Fundación Unicaja; sin olvidar la repercusión que tiene nuestra actividad en el ámbito deportivo, con la propiedad del Club Unicaja Baloncesto y la actividad realizada en su cantera, así como con las múltiples asociaciones de todas las disciplinas deportivas con las que se colabora en Málaga.

Y esto es así, gracias al empuje realizado desde nuestras nuevas líneas estratégicas de actuación acordes a la sociedad actual, desde las que se ha propugnado la creación de una sociedad, Fundalogy, con sede social en Málaga y cuyo objeto social es la realización de actividades relacionadas con el emprendimiento y la creación de empresas, o el impulso a la Biomedicina apoyando diferentes líneas de investigación.

Del mismo modo, noticia a noticia, con el mismo compromiso y rigor de sus comienzos, La Opinión ha sido testigo de todo ello y activo ejemplar de la modernización experimentada por el entorno que le es propio, la provincia y la ciudad de Málaga, que en la actualidad apenas es reconocible en la foto fija que se podría trazar en sus inicios. Y menos aún si se tiene en cuenta la actividad de algunos de sus principales vehículos de progreso como el aeropuerto, que ha pasado de los 8.637.111 viajeros de 1999 a acercarse a los casi 20 millones.

Este crecimiento es fruto a su vez de una estudiada planificación que ha logrado desestacionalizar el turismo, casi duplicando el número de plazas hoteleras en los últimos quince años, triplicando el número de viajeros alojados en la ciudad hasta alcanzar los casi 1,4 millones de turistas. En lo últimos años, la actividad económica de la ciudad de Málaga habría alcanzado unas tasas de variación positivas, situándose la provincia desde 2014 en un ritmo de crecimiento superior a la media del resto de provincias andaluzas.

Un paisaje urbano y productivo de Málaga que ha sido radicalmente modificado, hasta el punto de que en la práctica sólo le une una relación vagamente identitaria y sentimental con aquel otro espacio dependiente del turismo de los municipios de la costa y de un tejido fabril en fuga y descomposición. Un nuevo entorno para una nueva sociedad que mantiene como referente la zona monumental de su centro histórico, ahora peatonal y visitada por turistas que llegan por el mar a través del Muelle 1 ganado para la ciudad o a través del aeropuerto o del AVE. Y que va afianzándose en sectores a duras penas concebibles al inicio del milenio. Entre ellos, el propio turismo de cruceros, que ha pasado de poco más de 125.000 viajeros a más de medio millón en toda esta etapa.

Los reajustes en este tiempo han sido innumerables y La Opinión ha sido partícipe de todos estos procesos que forman parte de la sociedad civil de Málaga, pugnando por ser modelo en el ámbito periodístico, al igual que la Fundación Bancaria Unicaja es la Fundación de referencia en Málaga. Veinte años de andadura común, que muestra la fortaleza de nuestras entidades. Nuestra enhorabuena por el trabajo realizado y nuestro ánimo para encarar los retos que el futuro nos depare.

*Braulio Medel es presidente de la Fundación Unicaja

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog