10 de mayo de 2019
10.05.2019
El Palique

Apuntes de campaña

Ciudadanos puede tener la llave en muchísimos ayuntamientos. Habrá que ver si Rivera veta del todo al PSOE o no

10.05.2019 | 05:00
Francisco de la Torre

Aquí la clave es si Albert Rivera va a mantener tras las municipales el veto al PSOE. Infinidad de municipios podrían tener a Ciudadanos como árbitro. A los naranja le corresponde inclinar la balanza a izquierda o a derecha. La consigna de Rivera, textual es «propiciar gobiernos del cambio junto al PP». Le falta añadir: y Vox, que también sacará numerosos ediles y seguramente diputados provinciales, en la Diputación. Claro que, por ejemplo en Málaga, pactar con el PP no es propiciar precisamente el cambio. Si fuera por sintonías personales, Juan Cassá, candidato de CS es más proclive a entenderse con Daniel Pérez (PSOE) que con De la Torre (PP). No faltan malvados que opinan que eso es porque Cassá piensa que Pérez es más manejable. Cassá podría pedir presidir la Diputación a cambio de ceder la alcaldía. A quien fuera. O al revés.

La marca PP cotiza a la baja pero De la Torre siempre añade un plus a ella y cosas como los arrumacos con Carmena (a la que dudosamente invitaría alguna vez el alcalde a tomar el té en su casa) en El Intermedio de La Sexta le proporcionan votos. Al alcalde, tras la pobre y casi cutre presentación de la idea de la Expo en Campanillas que organizó (poca gente, poca enjundia, pocos medios) le queda alguna propuesta de calado y que la gente vea cómo va quedando La Alameda. El PSOE, con su idea de crear 300 plazas de policías (son muy afectuosos los agentes con Pérez por la calle), la iniciativa de proponer la unión real de Larios con el Puerto y soterrar el tráfico y una bombita que queda por soltar ya tiene hecha su campaña. Hoy paseará con Borrell, un tipo que siempre es un lujo como compañía y que también tenía previsto acudir a la presentación de la candidatura del Socialista José Ortiz en Torremolinos. Va a ser muy interesante estudiar quién del PP acompaña al alcalde en sus actos y a quién el regidor ha vetado. No quiere ver a Casado ni en pintura, un dicho este, no querer ver a alguien ni en pintura, que habría que cambiar por lo de no querer ver a alguien ni en el Facebook.

Eduardo Zorrilla candidato de IU-Podemos en Málaga es partidario de una campaña tranquila, lo cual no quiere decir exenta de contundencia. A IU en Málaga le han comido un poco la tostada los de Pablo Iglesias, que son voraces y a lo mejor no dejan hacer a Zorrilla, en este mandato, el buen trabajo municipal que suele hacer.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog