21 de mayo de 2019
21.05.2019
En canal

Homo eurovisiensis

21.05.2019 | 05:00

I. «Pues era un vecino muy amable. Saludaba en el ascensor, me acuerdo. En las reuniones de la comunidad nunca daba problemas. Nunca le oímos decir una palabra más alta que otra. Nos hemos quedado en el bloque alucinados cuando saltó la noticia. Ay, madre. Todavía ayer me crucé con él en el portal, que llevaba unas bolsas del Día. Lo hemos visto en la tele y no lo podemos creer. Pensar que alguien así estuvo al lado de nuestros hijos durante tanto tiempo... ¿Quién podría imaginarlo? ¿Cómo hubiéramos podido sospechar que era un eurofán?»

II. Siempre es un momento muy excitante para las ciencias paleontológicas el descubrimiento de nuevas especies de homínidos, muy especialmente si esos nuevos ejemplares corresponden a especies que aún están vivas. Mientras los especialistas discuten la clasificación del homo luzonensis hallado en Filipinas hace pocos meses, un nuevo hallazgo, este mismo fin de semana, en la ribera sudoriental del mar Mediterráneo ha despertado el entusiasmo de los paleontólogos. Se cree que estamos ante una especie que se separó del tronco homínido común a partir del homo erectus, que comparte algunas características con el homo sapiens -ausencia de arco supraorbital, pulgar oponible, uñas planas–, al tiempo que presenta otras novedosas dentro del orden primate –penachos capilares multicolores, dimorfismo sexual cruzado, emisiones vocales aberrantes–. Como es habitual, la nueva especie se ha denominado aludiendo al ecosistema en donde fue encontrada. Estamos ante el homo eurovisiensis.

III. La UE habrá alcanzado sus últimos objetivos cuando la composición de la Eurocámara se decida en el Festival de Eurovisión. Josep Borrell y Dolors Montserrat debatirán cantando. Y durante la noche electoral el ministro del Interior comparecerá con traje de noche ante un croma con la Puerta del Sol, diciendo cosas como «Partido Obrero Socialista Español, huit points; Partido Obrero Socialista Español, eight points». España quedará la cuarta por la cola.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog