16 de junio de 2019
16.06.2019
En corto

La fuerza tranquila

16.06.2019 | 05:00

Decimos «la gente opina» o «la gente piensa», pero hay distintos modos de gente, básicamente tres. Está la gente en particular, o sea, el cada uno de la gente, donde la hay lista y no, pacífica y violenta, moderada y radical, etcétera. Luego está la gente en masa, una entidad que se forma a cada tanto, y resulta del todo impredecible. Y por último está (menos mal) la gente en general, que a la hora de la verdad es la que cuenta y manda. La gente en general habla ante la urna sin despegar los labios, y en España desde hace más de cuatro décadas no se ha equivocado a la hora de poner a unos, quitar a otros y hacer combinaciones que a veces parecen raras pero acaban funcionando. La gente en general es el gran capital político de España, y ayer hemos visto lo que quería al votar el pasado 26 de mayo, aunque el cada uno de la gente pueda sentirse traicionado. El cada uno nunca está conforme.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog