27 de septiembre de 2019
27.09.2019
La libreta del duque de Chantada

¡Trata de arrancarlo, Luis!

27.09.2019 | 05:00

El 24 de noviembre de 1998 Carlos Sainz y Luis Moya se quedaron a solo 500 metros de ganar el Mundial de rallies. Habían completado todos los tramos cronometrados y sólo había que cubrir un tramo de enlace para cruzar la línea de meta y ganar el tercer título mundial, pero a 500 metros del final el coche se paró.

La impotencia de ambos provocó una de las reacciones más descorazonadoras de nuestro deporte cuando Luis Moya de bajo del coche, se quitó el casco y gritó: ¡Trata de arrancarlo, Carlos! ¡Trata de arrancarlo, por Dios! Unicaja no está tan cerca de la meta, está prácticamente en la salida, pero el coche, y no es un chiste fácil porque el mejor jugador del Manresa se llame Ferrari, no acaba de arrancar. No dio buenos síntomas en pretemporada y no los dio en el Nou Congost.

Un solo partido no vale para hacer grandes retratos de situación, pero si se repiten situaciones ya es otra cosa. Uno de los grandes problemas del año pasado se repitió en este debut de temporada. El base contrario siempre, o casi siempre, es el mejor jugador del equipo. Frankie Ferrari en su debut en la Liga se paseó por la cancha, anotó 25 puntos, repartió 10 asistencias y capturo 5 rebotes. Es decir, de sus manos partieron al menos 45 de los 79 puntos del Manresa. Josh Adams anotó 20 puntos, 12 en el arreón final con el partido ya perdido, y lo más preocupante cero asistencias y/0 rebotes. Como anotador cumplió, a ratos, pero como director de juego no estuvo a la altura y el equipo tuvo muchos problemas en el ataque posicional. Es verdad que hay que darle tiempo, que es un debutante€ pero también lo era Ferrari y la diferencia fue abismal. En su haber decir que fue el único jugador junto a Toupane que tienen un balance positivo +/- en pista.

Es cierto que si Deon Thompson no sufriera una enfermedad de última hora el partido podría haber sido distinto, pero eso nunca lo sabremos. Lo que sí es cierto es que el equipo que este año iba a ganar músculo y defensa aún a costa de poder perder de cara a la canasta no ha conseguido su objetivo. En defensa sigue igual y en ataque, eso sí se ha cumplido, existen más dificultades. Ya sé que debutaban muchos jugadores en la Liga, hasta 5, pero eran los mismos que en el Manresa. En el quinteto titular del Unicaja había 3 y en el del Manresa 4. Es verdad que Pedro Martínez lleva más sesiones de entrenamiento con todo su equipo que Luis Casimiro, como también es cierto que el presupuesto del equipo manresano es muy inferior al del conjunto verde y la calidad de su plantilla, al menos sobre el papel, también es inferior.

No es la hora de las excusas, es la hora de trabajar y buscar soluciones para los próximos compromisos que son muy importantes a pesar de que la temporada acaba de comenzar.

El sábado llega al Carpena un Tenerife al que el recién ascendido Bilbao Basket le ha pintado la cara en su pabellón. Y lo hace de la mano de Sasu Salin, Dani Diez y un Shermadini, que a pesar de la derrota, presentó su candidatura a ser uno de los mejores de la temporada. Una segunda derrota ante el equipo amarillo tendría una digestión difícil. Y el miércoles se inicia la Eurocup en casa ante el Budusnost. Un equipo que viene de jugar la Euroliga y que luchará de manera directa con los verdes para pasar ronda. Suerte y ¡Trata de arrancarlo, Luis!

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog