18 de octubre de 2019
18.10.2019
La Opinión de Málaga

Cartas al director

Las cartas al director se pueden enviar preferentemente mediante correo electrónico a la dirección lectores@laopiniondemalaga.es

18.10.2019 | 05:00
Cartas al director

El nuevo hospital Regional de Málaga y otros pájaros


Sin lugar a dudas hay consenso técnico y ciudadano acerca de la ineludible necesidad de unas nuevas instalaciones para el hospital regional de Málaga (agrupación de los Pabellones A y B, así como del Hospital Civil y el Hospital Materno-Infantil y CARE en Muelle Heredia). No hay que extenderse mucho en poner de manifiesto las limitaciones actuales, tanto por insuficientes (las urgencias constituyen el paradigma), cómo por la dispersión de centros.

La anterior administración ya se tomó su tiempo, sin duda excesivo, en aceptar primero y darle forma después a través de un grupo de "expertos", a esta aspiración.

No nos cabe duda de que son tiempos distintos cuando se gestiona, a cuando se está en la oposición y que lo que era urgente necesidad para la oposición de entonces, ahora, en el gobierno, deviene en mejorar el proyecto, el dimensionamiento y he aquí que, también la ubicación. Algo así como marear la perdiz, porque ahora el tiempo ya no apremia tanto en aras de "la calidad" y de tener el "mejor hospital de Europa".

Curioso también lo del cambio de ubicación. Con total sensatez se venía planteando el aprovechamiento de espacio disponible en el hospital civil, que además, por proximidad, es perfectamente comunicable con el materno infantil y que en un próximo futuro será accesible hasta en metro. Esta ubicación resolvería dos problemas, la dispersión de centros y la accesibilidad ciudadana.

Sin embargo y sustentado en una megalomanía provinciana, se considera pertinente aprovechar la construcción del deseado nuevo Hospital Regional para romper el planeamiento urbanístico actual de la ciudad y saltar por encima de la ronda este, hacia Los Montes de Málaga, aspiración antigua y no explicada de este gobierno municipal.

No importa que esta propuesta suponga una afectación extraordinaria sobre terrenos no urbanizables con un impacto evidente en muchos miles de metros cuadrados sólo para implantar un equipamiento de estas dimensiones, con unos requerimientos importante de infraestructuras, de servicios auxiliares, viales, dotaciones, etc, y que finalmente generaría una transformación radical del medio natural que hoy rodea la ciudad de Málaga. Sin menospreciar la inmediata presión urbanística que se generaría en todo ese entorno y la demanda de una nueva ronda.

Atentos propietarios de terrenos, promotores, constructores, promotores y constructores propietarios de terrenos.

Atentos ciudadanos y profesionales sanitarios, porque ahora, la calidad, la accesibilidad, la necesidad imperiosa, y aquellos otros aspectos técnicos que habían cuajado en esta ilusión compartida de mejorar la sanidad malagueña, pasan a estar en manos de otros intereses que no calificaremos.

Dos pájaros de un tiro, dar tiempo al tiempo y cuando tenga que ser, que sea, pero por encima de la ronda este de Málaga. Lo demás, caerá por sí sólo.


Fidel Fernández-Nieto Fernández. Geógrafo, Máster en Urbanismo.

José Pinazo Luque. Médico, Máster en Salud Publica y Administración Sanitaria
 

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog