09 de noviembre de 2019
09.11.2019

Cartas al director

Las cartas se pueden enviar preferentemente mediante correo electrónico a la dirección lectores@laopiniondemalaga.es

09.11.2019 | 05:00

'Lo siguiente a la violación de las gallinas...', Venancio Rodríguez Sanz

Aviso importante: las personas que sufran del corazón o sean muy sensibles que no lean este noticia, por favor, les podría dar un colapso o algo así. Una reputadísima asociación ecologista llevó ante los tribunales a los padres y a la bellaca niña que sacó los ojos a un afectivo cocodrilo de 10 metros. La perversa niña de 11 años fue la protagonista la semana pasada de una cruel historia que llega desde Zimbabue (África). Según informa The Sunday News, Rebecca maltrató a un inocente cocodrilo saltando sobre su lomo para arrancarle los ojos y salvar a su amiga, de 9 años, que, según el testimonio de ésta, en esos momentos se imaginó en su enfermiza mente que era presa del reptil. Según el relato de los hechos, el animal retenía en su boca, una mano y una pierna de la menor cuando, en realidad el animal solo estaba jugando. Al escuchar el bullicio y el chapoteo de su amiga Latoya M, Rebecca no se lo pensó dos veces, se lanzó al agua como una posesa, se subió al reptil y, sin ningún escrúpulo, le arrancó de cuajo los ojos con la vana excusa de ayudar a su amiguita, que solo sufrió algún rasguño sin importancia, a escapar de las manos del pacífico reptil. El juez condenó a los padres de la inhumana niña a alimentar al tierno animalito durante toda su vida. ¡A dónde vamos a llegar!

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog