31 de diciembre de 2019
31.12.2019
La Opinión de Málaga
Em corto

¿Un año perdido para la política?

"Lograr la reabsorción estructural de esos fortísimos movimientos de ruptura no será fácil, pero ahora no es una quimera, e intentarlo ya es tiempo ganado"

31.12.2019 | 05:00

Muchos responderán que sí, pero ¿sería justo? La política más difícil y menos agradecida es la que consiste en cerrar grietas, taponar vías de agua, suturar heridas. La democracia española ha sufrido desde 1977 cuatro duros embates, de muy distinto signo y justificación: el golpismo militar, con eclosión el 23-F de 1981, la larga guerra civil vasca protagonizada por ETA, la legítima revuelta social de la calle de 2011 (con epicentro el 15-M) y la insurrección catalana, cuyo clímax fue el fallido referéndum del 1º de octubre de 2017. Los dos últimos tienen de fondo una crisis económica que ha durado una década, y de ambos aún estamos en la convalecencia. Evitar que saltara por los aires el sistema político ha sido una proeza. Lograr la reabsorción estructural de esos fortísimos movimientos de ruptura no será fácil, pero ahora no es una quimera, e intentarlo ya es tiempo ganado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog