20 de enero de 2020
20.01.2020
En canal

Reírse de no poder reírse

20.01.2020 | 05:00
Reírse de no poder reírse

Hace bien quien critica a RTVE porque RNE entrevistó a Quim Torra y Canal 24H recogió la entrevista. Pero, sobre todo, hace bien RTVE al entrevistar en RNE a Torra y recoger la entrevista en Canal 24H.

Hace bien quien critica a Vicente Vallés porque en 'Antena 3 Noticias 2' hizo una entrevista a Pablo Iglesias que no fue un masaje servil (lo que parece que le convierte en un franquista, neonazi, machirulo y mercenario de la derecha). También hace bien quien critica a Vallés porque antes hizo una entrevista a Santiago Abascal que tampoco fue un masaje servil (lo que hizo de él un pijoprogre, prosoviético, feminazi y mercenario de la izquierda). Pero, sobre todo, hace bien Vallés por hacer entrevistas que no son masajes y por abrir el micrófono para que le respondan.

Se trata, otra vez, de libertad de expresión, de que hay que hablar con libertad pero también de que hay que abrir canales para poder hacerlo, de poder contestar pero también de poder preguntar. Viendo la nueva afición de Pedro Sánchez a las comparecencias sin preguntas ante periodistas que no pueden hacer periodismo, dice Ana Pastor (acaba de volver con '¿Dónde estabas entonces?') que es lamentable no responder preguntas, se llame uno como se llame, Rajoy o Sánchez.

Vox quiere implantar en la escuela un pin parental que permita a los padres poner a sus hijos unas anteojeras que les dejen ver solo lo que ellos autoricen. No defienden la pluralidad educativa y el derecho a una respuesta crítica y discrepante, sino una voz monocorde y repetida. No es buena idea ni para la escuela ni para la tele ser simples cajas de resonancia de una ideología y unos prejuicios. Por eso hizo bien Soy Una Pringada al visitar 'El Hormiguero' y hacer de él un programa más incómodo y abierto a palabras y sorpresas fuera de guion. Y 'El intermedio' cuando, por miedo a las denuncias, hizo un chiste con el hecho de que Dani Martín no se atrevía a hacer un chiste sobre Carrero Blan€ Reírse de no poder reírse es otra forma –estupenda– de defender la libertad de expresión.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog