16 de febrero de 2020
16.02.2020
La señal

Censura 'ma non troppo'

16.02.2020 | 05:00

La temperatura era de 21 grados este mediodía en los altos de calle Alcazabilla, en Batik. Se podía comer al aire libre, oteando los balcones y las techumbres de los edificios más cercanos, y la terrosa y verde alcazaba, que casi se tocaba con la punta de los dedos, el teatro romano un poco más abajo y los recuerdos por todos lados. Pero prefirieron el interior del establecimiento, más que nada por la intimidad del silencio. ¿Te has dado cuenta de que hasta en verano comemos dentro?, le preguntó ella sin esperar respuesta. De momento, no se divisan niños, pensó él en voz alta.

Por la Plaza de la Merced ya venían hablando del proyecto del Gobierno de tipificar como delito la exaltación del franquismo, lo había anunciado la muy docta Adriana Lastra, como una continuación de la exhumación de Franco del Valle de los Caídos. Ella retomó la conversación mientras hojeaban la carta y le daban un sorbito a las cañas.

–Pues yo no lo veo bien, qué quieres que te diga. No podemos estar toda la vida así, mirando más el pasado que el futuro. Parece que viven de los muertos€

–Pues, claro. ¿Qué te creías? Lo hacen porque les da resultados, les compran el mensaje.

–Y los pánfilos de la derecha, ¿qué hacen?, hablan como con sordina, ¿te has fijado en Married? Debían hablar de la otra memoria histórica, de las checas, ¿o es que algunos comunistas, socialistas y anarquistas no asesinaron antes y durante la guerra civil igual que algunos fascistas?

–Está coalición está gobernando y con todas las consecuencias, lo que tu derecha no ha hecho en la vida por sus complejos€

–Eh, eh, que yo en las últimas no voté al PP€

–Pero volverás, el PP tiene un suelo bastante alto, pese a que en Andalucía el PP perdió votos y, sin embargo, gobierna. Te gusta como lo están haciendo, especialmente Elías, no me digas que no.

–Hombre, mejor que Susana no es difícil, ¿no te parece?

–Volviendo al franquismo. Este asunto se le puede volver al gobierno como un boomerang, lo ha dicho Errejón. Porque el centroderecha se puede poner las botas con los comunistas, de los que la portavoz socialista no dice nada, pese a los cien millones de muertos que arrastra. Lenin era indiferente al sufrimiento humano y Stalin hasta disfrutaba con él.

–O sea, que franquismo sí y comunismo no.

–Unos ganaron la guerra y ahora los otros se la hacen pagar, ¿no dicen que la venganza se sirve fría?

–¿Y la libertad de expresión dónde la dejas? Censura ma non troppo. Otra ley mordaza. Código Penal a gogó. En este país nos estamos tapando la boca los unos a los otros, bueno, unos la tapan mejor que otros.

–A Vox esto le va a dar más cuerda.

El camarero puso en el centro unos langostinos empanados en curry rojo, para compartir, y una botella de Celeste.

–¿Tú no crees que el asunto de Podemos va a más?, ahora el Tribunal de Cuentas le pide justificar casi dos millones del 28-A, ¿y la cita clandestina de Ábalos con Delcy en Barajas?

–Te recuerdo que Aznar y Rajoy van a comparecer por la supuesta caja B del PP, y también están los papeles de Bárcenas, ¿sigo?

–Mira, con la Justicia nunca se sabe, ya están saliendo en libertad los golpistas catalanes.

Y se rieron contentos mientras que ella ahora tenía delante el taco de atún envuelto en sésamo -aunque no es temporada, comentó bajito él, que recibía la costilla de vaca madurada-.

–Dos discuten, uno lleva razón y el otro no, ¿sabes quién gana?, pues el que no la lleva -continuó ella-. Si no estás de acuerdo con el independentismo eres facha. Pero si no estás de acuerdo con el pin parental eres progresista. Lo mismo pasa con prohibir el elogio del franquismo.

–Escohotado decía hace poco que el PP querría que el tiempo dejase de ser tiempo para que dejaran de pasar cosas -le replicó él-.

Y así continuaron hasta los postres, cuando cambiaron de conversación, hartos de sus mismas palabras, para mirarse a los ojos antes de volver cada uno a su móvil. Rubén Darío había escrito:

No son muertos los que en dulce
paz descansan, bajo la tumba fría.
Muertos son los que tienen
el alma fría y viven todavía.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog