05 de marzo de 2020
05.03.2020
La réplica

Sola y borracha

A este Gobierno solo le interesa inocular en nuestras jóvenes su mensaje adoctrinado proselitista

05.03.2020 | 05:00

Sola y borracha, así quiere nuestra ministra de Igualdad que lleguen nuestras hijas a la casa de cada una de ellas, o mejor dicho, entes, por denominarlo de alguna manera, de lo que no somos propietarios o no nos pertenece según la ministra Celaá. Sola y borracha, no como pudieran elegir la mejor opción cualquiera de nuestras hijas, hermanas, mujer, para evitar o prevenir cualquier tipo de incidente a la hora de volver de estar con amigos, una fiesta, una cena, el cine€ No, tiene que ser sola y borracha. No defendamos como causa preventiva y demostrada el mantenimiento de la prisión permanente revisable. No, hay que volver sola y borracha. No busquemos medidas consensuadas con todas las partes de la sociedad que asegure a nuestras mujeres el que puedan salir con la seguridad de que cualquier hijo de las cuatro letras no pueda hacer de las suyas contra ellas. No, tú vuelves sola y borracha. No hablemos con los padres, representados individualmente o en colectivos como AMPAS, asociaciones de vecinos, etc., que se mantienen en vela mientras salen sus hijas, hasta que las ven entrar por la puerta de su casa. No, lo importante es volver sola y borracha. No tengamos en cuenta la cantidad de familias destrozadas por el alcohol y lo que ha supuesto el alcoholismo en ellas. No, ponte otra y vuelve sola y borracha. No eduquemos a las generaciones venideras para que, en un sentido y en otro, tanto nuestras niñas como quien pretenda delinquir sean en un futuro más seguras y el delincuente se lo piense. No, la última y me vuelvo sola y borracha. No revisemos el código penal para que se contemplen medidas contundentes contra quienes intenten y consuman este tipo de actos delictivos para que nunca más vuelvan a reincidir. No, lo importante es ir sola y borracha. No contemos con víctimas que han vivido en primera persona situaciones parecidas a las que se pretenden evitar y sean ejemplo de vida y de lo que no vuelva a repetirse entre todos los miembros de nuestra sociedad. No, tú vuelve sola y borracha. No desenmascaremos la realidad social de por qué este tipo de delitos se siguen produciendo en nuestra sociedad siendo todos cómplices, manteniendo únicamente el mensaje adoctrinado y politizado como cortina de humo. No, sola y borracha y punto. No demos a entender y eduquemos que la gran mayoría de hombres, en los roles que desempeñan de padre, novio, pareja, amigo€ están dispuestos y así lo demuestran todos los días a que se erradique esta lacra que no tiene sexo, por ser monstruosa y nos afecta a todos. No, yo solo quiero que vuelvas sola y borracha. No involucremos a todos los actores que intervienen en un espacio de tiempo y geográfico determinado, como son empresarios, sector del transporte, seguridad, etc. para que formen parte de las medidas preventivas y los momentos de asueto y diversión sean más seguros. Qué más da, tú vuelve sola y borracha. Y así podría seguir hasta escribir un sinfín de artículos para demostrar que a este Gobierno social-podemita solo le interesa inocular en nuestras jóvenes su mensaje adoctrinado proselitista lleno de odio hacia el hombre con tintes 'guays' mezclando el colegueo con algo que es mucho más importante de lo que parece que tienen ellos claro. Los padres, madres, familiares, etc., por supuesto que queremos que nuestras hijas vuelvan de la manera que quieran o elijan cuando salgan a la calle. Pero lo que no vamos a permitir a ningún Gobierno, es que lo hagan de la manera que ellos quieran, porque solo les ha faltado rematar el eslogan con «borracha de vodka» que es la bebida representativa del comunismo más rancio. Quieran o no quieran, los hijos son de sus padres, yo no sé los suyos, pero los nuestros lo son. Y como siempre nos han enseñado nuestros padres, estudiarán, saldrán y se comportarán en libertad con la educación de cada casa por bandera. El resto son botellones de pensamiento único que hacen que, en lugar de administrar y gestionar para todos, se emborrachen de doctrinas que solo benefician al pensamiento plano y no al interés general. Y es que la realidad de nuestra sociedad pasa por celebrar los cumpleaños fuera del trabajo, conciliar con los niños y no presumir que se tienen a la vez que se trabaja, y no querer dar ejemplo de malas prácticas. Lo de BB y PK no es más que un lema romántico que se pierde en los baños de los colegios y los institutos. Dedíquense a gestionar de una vez. Salud.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog