07 de agosto de 2020
07.08.2020
La Opinión de Málaga
Tribuna

El Plan de reconstrucción de la UE (y IIII)

En este último artículo expondré algunas de las luces y sombras del Plan de reconstrucción de la UE

07.08.2020 | 05:00
El Plan de reconstrucción de la UE (y IIII)

En los dos artículos anteriores he analizado los acuerdos adoptados por el Consejo europeo el 21 de julio, relativo al Fondo de recuperación de 750.000 millones de euros y el Marco Financiero Plurianual 2021-2027 (MFP), así como los aspectos más interesantes de su financiamiento. Los citados acuerdos del Consejo fueron remitidos al Parlamento europeo para su debate y aprobación. Tras la resolución de 23 de julio del citado Parlamento, en este último artículo expondré algunas de las luces y sombras del Plan de reconstrucción de la UE.

Luces

1.- Ambos instrumentos han representado un fortalecimiento de la UE tras el Brexit y supone un paso histórico para la Unión.

2.- La opción del endeudamiento mancomunado entre todos los Estados miembros ofrece una imagen de unidad de acción de la UE ante esta crisis de la Covid-19.

4.- No solo se ha pensado en la recuperación económica de la Unión sino también se ha apostado por potenciar las políticas contempladas en los programas de vecindad, migración, fronteras, igualdad, cooperación internacional, entre otros.

5.- El apoyo de los partidos políticos representados en el Parlamento de la UE ha sido amplio respecto al Fondo de recuperación, aprobado con 465 votos a favor, 150 en contra y 67 abstenciones.

Sombras

1.- El Parlamento no ha aprobado el MFP, básicamente por los recortes en los programas, ofreciéndose a establecer de manera urgente unas negociaciones constructivas con el Consejo para mejorar esa propuesta. Se señala que los recortes propuestos en los programas de salud e investigación son peligrosos en el contexto de una pandemia global, que los recortes en educación, transformación digital e innovación ponen en peligro el futuro de la siguiente generación de europeos, que los recortes en los programas que apoyan la transición de las regiones dependientes del carbón van en contra de la agenda del Pacto Verde Europeo, y que los recortes propuestos en materia de asilo, migración y gestión de las fronteras hacen peligrar la posición de la UE en el mundo.

2.- El Parlamento requiere una reforma del sistema de recursos propios de la UE propuesto, incluyendo la introducción de una cesta de nuevos recursos propios antes de finales del MFP 2021-2027, lo que es necesario para cubrir al menos los costes relacionados con el plan de recuperación (capital e intereses). El Parlamento cree que el Consejo de Europa ha fallado en abordar el asunto del plan de reembolso del instrumento de recuperación y recuerda que estos nuevos recursos son fundamentales para evitar recortes en los programas de la UE o el incremento de las contribuciones de los Estados, aspirando a que estos nuevos recursos puedan reducir la parte de las contribuciones de los Estado miembros que se basan en la renta nacional bruta.

3.- No parece razonable, ni se razona los motivos de la propuesta de cheque de descuento para el periodo 2021-2027 a Dinamarca, Alemania, Países Bajos, Austria y Suecia por un importe de 53.000 millones y que deben ser asumidos por el resto de Estados. El Parlamento Europeo ha sido contundente en no aceptar esta propuesta realizada por el Consejo.

4.- Parece no se ha cumplido una de reglas básicas de la diplomacia en algunos actos de repercusión pública de representantes de algunos Estados. Esta regla básica señala que un negociador de un Estado no debe exteriorizar que ha vencido en un acuerdo entre Estados, pues con toda seguridad, el resto de Estados, en las próximas reuniones pueden dificultar tu participación.

5.- La creación de un freno de emergencia puede significar que un país puede demorar la aprobación de las ayudas acordadas a un Estado, cuando entienda que los planes presentados no se ajustan a las recomendaciones de la UE.

6.- El Parlamento señala que cualquier acuerdo político sobre el próximo MFP debería alcanzarse a finales de octubre a más tardar, a fin de no poner en peligro el comienzo fluido de los nuevos programas a partir del 1 de enero de 2021.

7.- Los efectos del covid 19 aun no pueden evaluarse en su totalidad dado que estamos inmersos aún en los rebrotes, aunque el Consejo señala que la UE «debe tener los medios» para responder a circunstancias excepcionales, ya sean internas o externas, y poder abordar las nuevas prioridades habida cuenta de la rápida evolución de la situación como consecuencia de la pandemia, pero para ello harán falta nuevos recursos económicos y decisiones políticas.

8.- Las ayudas no llegarán de inmediato y los países deberán presentar sus presupuestos nacionales con importantes desequilibrios que deberán ser cubiertos con el endeudamiento tras fuertes medidas para hacer más eficiente el gasto público. La caída del PIB y el incremento del endeudamiento pueden situar a muchos Estados en una posición difícil, para la que deberán elaborar planes de saneamiento y reconstrucción a nivel nacional, regional y local.

Se abre un periodo de amplios y tensos debates entre el Parlamento y el Consejo para mejorar la propuesta del MFP. José Ortega y Gasset decía que «sólo se aguanta una civilización si muchos aportan su colaboración al esfuerzo. Si todos prefieren gozar el fruto, la civilización se hunde».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog