07 de septiembre de 2020
07.09.2020
La Opinión de Málaga
Tribuna

Los procuradores solucionan el retraso de los juzgados

Los procuradores, algo más de cuatrocientos profesionales serios y trabajadores, hemos cumplido fielmente con todos los requisitos y exigencias que se les han impuesto

07.09.2020 | 05:00
Los procuradores solucionan el retraso de los juzgados

O eso es lo que deben haber creído en el Ministerio de Justicia cuando habilitaron este año, de forma excepcional y por primera vez desde que tengo memoria, el mes de agosto para asuntos judiciales de todo tipo a partir del día 11.

Para el ciudadano que lea esto y no esté al día en cuestiones judiciales, porque en cuestiones de escolarización de los niños este año sí que se nos explica cada día el tema, tengo que explicar que el mes de agosto siempre ha sido un mes inhábil judicialmente, solamente hábil para asuntos urgentes, penales y de cierta índole que contempla la ley.

Todos los años, en el mes de agosto los juzgados cierran, y los despachos de procuradores y abogados y otros profesionales de la justicia también lo hacen para tomar sus merecidas vacaciones anuales. Los juzgados llevan acumulando atrasos desde épocas inmemoriales, pero este año aprovechando los tres meses de estado de alarma que han estado cerrados, se les ha ocurrido en el Ministerio de Justicia habilitar 20 días del mes de agosto para que podamos sacar para adelante todo este retraso. Con ello los profesionales que nos dedicamos a esta materia, los procuradores entre otros, nos olvidamos de tomarnos un descanso de vacaciones porque nosotros somos los que tenemos que estar pendientes de todas las notificaciones que los juzgados envían telemáticamente y que antes no ocurría durante este mes. Eso sí lo habilitaron, pero diciendo que no se señalarían juicios y que no se notificarían temas no necesarios. Evidentemente esto no ha sido así. 

¿Y qué ocurre? Que este año, en el mes de agosto, sorprendentemente los funcionarios judiciales, jueces, magistrados, etc., que ya habían estado tres meses sin trabajar durante el estado de alarma, se toman sus vacaciones como cualquier otro año. O sea que para solucionar el retraso de los juzgados en España se habilitan 20 días del mes de agosto para trabajar y es cuando los funcionarios y jueces y letrados de la administración de justicia, etc. se van de vacaciones y dejan los juzgados con un retén de mínimos para sacar al sistema judicial del atasco.

Pues cuando ahora digan que gracias a esa gran idea del Ministerio se han resuelto los problemas, resulta que somos los procuradores y otros operadores profesionales los que hemos sido los héroes que hemos solucionado el problema del sistema judicial de España, sacrificando nuestras vacaciones, nuestra conciliación familiar y todo lo demás.

Pero€. resulta que se siguen señalando juicios para el año 2021 y 2022... pero... el problema está solucionado señores. Debemos de ser superhéroes por haber estado un mes pendiente de notificaciones y trámites, que llevaban esperando no sé cuánto tiempo en las mesas de los funcionarios, letrados de la administración de justicia y jueces. 

De ahí que procuradores y otros colectivos profesionales se encuentren muy contentos y muy felices por haberles impedido sus vacaciones, su conciliación familiar, mientras que los demás que están dentro del sistema de justicia, o sea los funcionarios, a los que paga el Estado, si se han ido de vacaciones y han podido estar con sus familias.

Evidentemente no cabe duda de que esto es una tomadura de pelo. No solamente para los profesionales que lo hemos sufrido, sino que también es una tomadura de pelo para la ciudadanía a la que se le ha dicho que, con esta decisión tan espectacular, van a ayudar a resolver los problemas que ya venía arrastrando el sistema judicial español.

Como representante del colectivo malagueño de Procuradores, algo más de cuatrocientos profesionales serios y trabajadores, que han cumplido fielmente con todos los requisitos y exigencias que en los últimos años se les han impuesto; que han invertido en actualizar sus despachos para adaptarlos a las nuevas tecnologías y a la nueva forma de desarrollo telemático del sistema procesal español; que han ampliado sus plantillas para ofrecer mejor servicio al ciudadano; ese profesional tan desconocido por la mayoría y sobre el que recae tanta responsabilidad a la hora de desarrollar su trabajo. Ese profesional tan desconocido y fundamental para que funcione el sistema judicial en este país, es el que te representará a ti, si alguna vez necesitas recurrir a la justicia para hacer valer tus derechos o para defenderlos. SI, es el PROCURADOR, del que alguno habéis oído hablar de lejos, el que estará pendiente de representarte, de controlar el procedimiento, de que no se pase ningún plazo y, en resumen, de que el proceso judicial avance en su funcionamiento.

Señores... Esto es evidente... Si para que los niños vuelvan a las clases hay que reestructurar el sistema, hay que dotar de más medios y personal, en la justicia española es igual: más juzgados, más personal, más jueces, menos cuento de la lechera habilitando agosto para arreglar el problema. Miremos de frente a la situación y no de reojo. Dar la cara y no pasar la bola.

*Antonio J. Lopez Álvarez es el decano del Colegio de Procuradores de Málaga y vicepresidente de la Unión Profesional Malagueña

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog