08 de octubre de 2020
08.10.2020
La Opinión de Málaga

Cartas al director

Las cartas se pueden enviar preferentemente mediante correo electrónico a la dirección lectores@laopiniondemalaga.es

08.10.2020 | 05:00
Cartas al director

Así no se eliminan barreras


El viernes 2 de octubre de 2020, se hicieron públicas en la página del Ministerio de Justicia las notas del último examen de las oposiciones de Gestión Procesal y Administrativa.

Me llevé una inmensa alegría al comprobar que la persona a la que he estado ayudando en el proceso, que se presentaba por el turno libre de discapacitados, mi compañero de promoción del Grado en Derecho de la UNED Algeciras/Campo de Gibraltar, había aprobado.

Pero, al mismo tiempo, sentí una enorme decepción e indignación al ver que sólo había aprobado él.

Se da la circunstancia de que sólo 12 personas habían sido capaces de superar los dos primeros exámenes, y de que, como hecho insólito y muy poco usual, eran precisamente 12 las plazas ofertadas.

De los 12 presentados sólo uno ha aprobado y 11 han suspendido; 11 personas con discapacidad a los que se les rompe la posibilidad de, siendo dependientes, convertirse en independientes, por lo menos económicamente; 11 personas que son graduados o licenciados en Derecho, que habían superado el primer examen (100 preguntas tipo test de un extenso y difícil temario), que habían superado el segundo examen (un examen tipo test sobre casos prácticos simulación de casos reales), que habían llegado a un último examen de desarrollo de 10 preguntas a responder en un máximo de una cara de folio cada una y que, a criterio del tribunal, no han dado para un cinco. Porque con un cinco, al quedar sólo 12 y ser 12 las plazas ofertadas, hubieran obtenido la plaza.

Animo a que los 11 realicen alegaciones a la nota obtenida, que utilicen todo su saber en Derecho para razonar que su examen da, como mínimo, para un cinco. Y espero que lo consigan.

Mi amigo Ricardo ha conseguido su plaza de gestor procesal y administrativo, y dentro de poco tiempo estará con su silla de ruedas prestando servicios en uno de los Juzgados de nuestra Andalucía. Pero 11 plazas han quedado desiertas, no se ocuparán.

Así no se eliminan barreras... porque se hacen, sencillamente, infranqueables.
Salvador Zotano
Málaga

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog