09 de diciembre de 2020
09.12.2020
La Opinión de Málaga

Cartas al director

Las cartas se pueden enviar preferentemente mediante correo electrónico a la dirección laopiniondemalaga.lectores@epi.es

09.12.2020 | 05:00
Cartas al director

La pandemia del coronavirus adelanta la tecnificación y el despido de miles de personas

Habíamos imaginado en nuestros sueños un mundo dominado por los robots, los ordenadores y las máquinas en muchas ocasiones. En bastantes películas y libros de ciencia ficción sus directores y escritores de diversos países plasman un planeta tierra lleno de robots y computadoras que manejan la vida de los seres humanos , pues bien no estamos muy lejos de esa realidad que habíamos soñado, visto en en la gran pantalla de los cines o leído en muchas obras imaginadas por sus autores. En la actualidad y con un proceso mucho más acelerado a causa de la pandemia muchísimas empresas, compañías, sociedades y negocios van a prescindir del trabajo de muchos empleados debido al avance de internet y la tecnificación masiva que hace que miles de puestos de trabajo y por tanto miles de personas no vayan a ser necesarias y por tanto pierdan su empleo. Este problema tan grave va a darse en muchos sectores que afectan a multitud de ciudadanos de nuestro país y de todo el mundo. Ejemplo de ellos son los bancos, los restaurantes, las grandes superficies comerciales, las gasolineras automáticas con autopago, los aparcamientos con máquinas que cobran y abren y cierran las barreras etcétera, etcétera. Miles de personas perderán sus trabajos a causa de la tecnificación extrema. Mi reflexión es la siguiente ¿Será nuestro mundo un lugar cada vez más deshumanizado?, ¿seremos cada vez seres con menos relaciones interpersonales? ¿Los lazos afectivos serán minimizados cuando vayamos a cualquier establecimiento público y tratemos solo con máquinas? A mi me encanta ir a un bar o restaurante y hablar con los camareros/as, cocineros/as y agradecerles su atención y trato cercano y humano. Me encanta ir a comprar a una tienda y que me hable una persona y no un robot y me encanta que me atienda una persona en mi banco etcétera, etcétera. Lo que nos espera parece ser un mundo mucho menos afectivo y dominado por la técnica y la computerización más absoluta. Desde luego que las máquinas son útiles pero como ayuda, complemento y apoyo a la tarea de los seres humanos y nunca como sustitutas de ellos. Pediría que se racionalizaran mucho más estas decisiones de despidos masivos de personas para ser sustituidas por máquinas pues sino nuestro mundo será cada vez más frío y carente de afectividad y calidez que solo la pueden proporcionar los seres humanos que habitamos en nuestra tierra.

Jesús Miguel Relinque Mota , profesor de instituto. Málaga

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog