Urge una política de empleo

 No por esperados dejan de ser menos catastróficos los datos del paro conocidos en los últimos días. El año 2020 se saldó con setecientos veinticinco mil parados más, un veintitrés por ciento superior al año anterior. En diciembre, mes en que es tradicional que aumenten las contrataciones por la campaña navideña, España tuvo un saldo negativo de treinta y siete mil empleos. El total de ciudadanos en paro alcanza la cifra de tres millones ochocientos ochenta y ocho mil, que nos coloca en los peores datos de una década, fruto de una crisis sin precedentes provocada por la pandemia, y de una estructura del mercado laboral que no se adapta al tiempo que vivimos. Para completar el mapa del empleo en España no hay que olvidar los ERTE que siguen en vigor.

Juan García. Málaga