¿REPENTINO?

Confuso se presenta el panorama en varias de las naciones europeas a la vista del ¿REPENTINO? incremento de casos de la covid-19, justo a las puertas de las vacaciones navideñas. Especialmente en la nación austriaca, donde, veintidós meses después de su primer contagio, han tenido que volver a la casilla de salida de las medidas contra el corona virus, adoptando un cuarto confinamiento. > Tristeza y pena da, en efecto, ver nuevamente sus restaurantes, cafeterías,tiendas, museos, cines y teatros cerrados a cal y canto, así como sus calles, plazas y parques prácticamente vacíos por las restricciones implantadas por su Gobierno, que -paradojas de la vida- llevaba mucho tiempo prometiendo a la ciudadanía que no habría más cierres. Y es que, en este brusco cambio de timón realizado «in extremis» por intentar salvar las entrañables fiestas que se avecinan, mucho ha tenido que ver que el 35% de su población no está aún vacunada, causando ¡ay¡ tanto el aumento de casos como la saturación de los hospitales.

Miguel Sánchez Trasobares. Málaga