Kiosco La Opinión de Málaga

La Opinión de Málaga

Javier Cuervo

ARTÍCULOS DE BROMA

Javier Cuervo

«Pa la saca», dijo Luceño

El empresario Alberto Luceño.

Cuando tienen dinero, los pobres tapan agujeros y los ricos los abren. Delante de la administración de lotería, empapados de sidra “El gaitero” y desbocados hasta las mellas por la alegría del décimo premiado, los pobres que se han vuelto súbitamente ricos responden a la reportera que con ese dinero van a “tapar agujeros”. Dicen “liquidar la hipoteca” y callan “arreglar los piños”.

Medina y Luceño le sacaron 6 millones de euros en comisiones al Ayuntamiento de Madrid por venderle mascarillas en marzo de 2020, el ferragosto de la pandemia. Si hubieran moderado el beneficio lo suyo habría sido descrito como “identificación de la oportunidad”, “iniciativa emprendedora”, “ley de la oferta y la demanda”, “conocimiento de mercado”, “asunción de riesgo” y “es la economía, estúpido”, pero con el Covid campando, la alopecia de la ocasión, la revoltura del río, un correo electrónico y una autoasignación de retribuciones de CEO del Ibex 35 se buscan calificativos que los nombren. La fiscalía ha nombrado varios delitos.

El PP los llama “pillos”, que suena a malo de “El Llanero Solitario” en los tebeos mexicanos de Novaro, pero se acerca a la idea de pillaje, algo que conocen bien en esa casa. Ellos sabían lo que hacían. En un correo electrónico para celebrar una transferencia de 750.000 euros de Luceño a Medina, el primero dijo “pa la saca”. Un saqueo.

Al cabo de nada, nada queda. A Luceño se le fue en deportivos, yates, relojazos y hotelujos, cosas que para mantenerlas necesitas ser de la España que madruga para ir a saquear. Medina tiene una cuenta corriente de trabajador precario. Los ricos hacen agujeros, no los tapan, y cuando coinciden muchos arman una crisis financiera. Los oligarcas rusos perjudicados por la invasión militar de Ucrania por el régimen que les ha beneficiado tienen que arreglarse con 3.000 euros al mes y no saben. Con el millón de euros de Medina, la mayoría de las personas taparían sus agujeros y arreglarían su vida, pero con eso estos depredadores no llegan a fin de mes.

Compartir el artículo

stats