Kiosco

La Opinión de Málaga

Jordi Cánovas

MÁLAGA DE UN VISTAZO

Jordi Cánovas

Es mejor no enterarse

Pegasus ha sido utilizado contra diferentes personalidades.

Muchas veces es mejor no saber, o no querer averiguar lo que otros dicen, piensan, hacen o quieren hacer, muchas veces es mejor no enterarse de aquello a lo que uno no tiene libre acceso y por lo tanto no debió escuchar ni atender ni ahora saberlo. Lo que decimos está siempre condicionado por quienes están presentes, por los que nos escuchan; el receptor modula el mensaje igual que lo hace el emisor o través de este, nadie dice lo mismo a todos, ni de la misma manera, sino que adaptamos las conversaciones a los que nos acompañan, a quienes nos dirigimos, porque sabemos que más allá de las palabras hay mucha más información que nos transmitimos, en forma de matices, subtexto y códigos internos. Y es mejor no enterarse, o no querer saber, precisamente por eso, porque uno puede escuchar algo que en realidad quiere decir otra cosa, se puede leer un mensaje, un correo o una nota que no iba dirigido a nosotros y entender otras cosas que no estaban escritas o creernos de forma literal lo que se dice, sin conocer otros elementos de la relación entre los que se comunican que pudieran cambiar el significado de lo que se está interpretando.

Y, sin embargo, aunque es mejor no saber, no son pocas las veces, ni las personas, instituciones, empresas o gobiernos que tratan de conocer lo que no les toca y vigilan, espían, buscan, rebuscan e inquieren, hasta enterarse de todo lo que no les incumbe como si fuera más importante esta información incluso que lo que se les dice directamente ellos o a cualquiera. Y eso, además de lo poco ético o ilegal que pueda llegar a ser es también normalmente inútil por engañoso, y carece de valor o se te vuelve en contra, sobre todo, cuando otros se enteran de lo que no deberías haber sabido ni intentado averiguar.

Compartir el artículo

stats