Kiosco

La Opinión de Málaga

Mel Otero

La Libreta del Duque de Chantada

Mel Otero

La vuelta a Europa del Unicaja

Unicaja ahora mismo está fuera de los torneos continentales. Sólo la sorprendente ampliación de la próxima temporada le da opciones de competir fuera de nuestras fronteras

López Nieto, presidente del Unicaja, en un entrenamiento de la plantilla. UNICAJAB/FOTOPRESS

La temporada ACB todavía no ha terminado, pero son más lo que ya miran al próximo año que los que permanecen vivos en la competición. Son días para comenzar a diseñar proyectos y para ello hay dos parámetros básicos. Tener un entrenador y saber dónde vas a jugar en Europa la próxima temporada. Unicaja tiene la primera ecuación resuelta, pero no la segunda. El mercado del banquillo baila sin cesar: Peñarroya a Baskonia, Pedro Martínez de vuelta a Valencia, Ponsarnau a Manresa, Fisac a Zaragoza, el exitoso y sorprendente Alimpijevic a Gran Canaria… ¿y Spahija? Donde colocamos al otro genio de Sibenik… rumores, noticias, pero de todo esto sólo una certeza Ibon Navarro será el entrenador del Unicaja. Sólo 10 equipos tienen entrenador confirmado para la próxima temporada y los verdes son uno de ellos. En Europa ya es otro cantar.

Unicaja ahora mismo está fuera de los torneos continentales. Sólo la sorprendente ampliación de la próxima temporada le da opciones de competir fuera de nuestras fronteras porque, aunque Unicaja no tenga sucursales en Ljubljana es necesario para el proyecto deportivo y económico. Curiosamente, Unicaja tendría más fácil la próxima temporada competir en la Eurocup que en la BCL, pero la decisión del cambio es firme.

En la Euroliga competirán los 3 socios propietarios, es decir Real Madrid, Barcelona y Baskonia, y probablemente un cuarto equipo: Valencia Basket. La ausencia de los equipos rusos deja dos plazas vacantes y esas invitaciones parecen tener el nombre de Valencia y del perdedor de la final de la Liga Adriática, Partizan o Estrella Roja. En la Eurocup todo parece indicar que repetirán el Joventut y el Gran Canaria. Son dos equipos en una competición en la que estaba pensado que hubiera hasta 4 equipos españoles, pero las deserciones son continuas. En cualquier caso, es probable que se tiente a algún equipo más de la ACB que juega no muy lejos de Málaga.

En la BCL parecen fijos el Tenerife, Manresa, Bilbao y también el Breogán que lo hará público en los próximos días. El quinto equipo debería ser el UCAM Murcia que ahora mismo está muy seguro de jugar la competición de la FIBA. En la segunda competición de la BCL, la FIBA EuroCup estará el Zaragoza y puede que el Betis. Hemos nombrado ya a todos los equipos que permanecen en la ACB menos 3: Obradoiro y Fuenlabrada que pueden ser los únicos equipos de la liga junto a los 2 ascendidos que no estén en Europa la próxima temporada y Unicaja. ¡Quién nos lo iba a decir a principios de temporada!

Las opciones son claras y son 4, aunque dos ya han sido descartadas por el presidente: Volver a la Eurocup, donde el equipo tendría un sitio y olvidarse de Europa durante una temporada, con la pérdida de peso que eso supondría para la institución.

Las dos que nos quedan son pedir la aplicación de «la excepción Galatasaray» en base al contrato firmado la pasada temporada entre el club y la FIBA por tes años y jugar la BCL aunque sea vía previa. Los turcos en su día jugaron la competición, aunque no lograron los méritos deportivos para hacerlo. Y la cuarta y última opción es acompañar al Zaragoza en la FIBA Europa Cup o incluso al Betis. La cuarta competición continental donde conviven equipos históricos venidos a menos como Reggio Emilia, Iraklis, Peristeri, Saratov o Mornar Bar con grandes equipos de las ligas pequeñas europeas y otros como el campeón Bahcesehir, el equipo del ex cajista Jamar Smith, y que este verano arrebatará a la Penya a Brodzianski.

Difícil papeleta que hay que solucionar pronto porque a la hora de contratar jugadores estar en un sitio u otro no es un tema menor. Hace un año defendí la posición del club de jugar la BCL, me sigue pareciendo la mejor opción desde el punto de vista económico y estratégico para el equipo de Los Guindos, pero la FIBA Europe Cup ya es otra cosa. Quizás habría que revisar la letra pequeña de aquel acuerdo porque, aunque la temporada del equipo no da ni para jugar «el torneo de la galleta» bajar otro escalón sería muy duro.

Compartir el artículo

stats