Kiosco La Opinión de Málaga

La Opinión de Málaga

Vicente Almenara

La Señal

Vicente Almenara

¡Qué papeleta!

Papeletas en un colegio electoral de Málaga, durante el transcurso de las elecciones andaluzas de 2018. Arciniega

Tiene todas las papeletas verdes delante de sí. Ha apartado con la mano unas cuantas, PP, PSOE, Vox y alguna más, y se queda con las exquisitas, verdaderas joyas, piezas de coleccionista. «Doy mi voto a la candidatura presentada por…», y arriba la estrella de cinco puntas junto a la hoz y el martillo, Partido Comunista del Pueblo Andaluz, ¡anda los prorrusos!, antes prosoviéticos, de Ignacio Gallego, escindidos del PCE de Carrillo -después se escindiría Carrillo del PCE-, un regalito que le hizo la URSS al PSOE, dividir el PCE, a cambio del OTAN no, y después fue OTAN sí.

Aquel viaje de diciembre de 1977 a Moscú, allí estaban Felipe González, Alfonso Guerra, Miguel Boyer y Francisco Ramos… Y aquí está ahora Juan Manuel Fernández Martín y en el puesto seis María Concepción del Prado Álvarez, ¿quizá hermana de Leopoldo, el ex secretario provincial del PCE hasta que Carrillo se lo cargó imponiendo a Cañas? Después Leopoldo se fue, precisamente, al PCPE. Cosas de la transición. Sigo degustando papeletas. Partido Comunista de los Trabajadores de España. Quien no se consuela es porque no quiere. «Somos el único partido marxista-leninista organizado en todos los territorios del país y con representación en la totalidad de espacios organizativos del movimiento comunista internacional: Encuentros de Partidos Comunistas y Obreros, Iniciativa Comunista Europea y Revista Comunista Internacional».

Encabeza el asalto al Parlamento andaluz, nada menos, que Tomás Díaz Guillén. Vale. Coalición Republicana Socialista por Andalucía (CRSxA se dicen). Aquí hay candidatos «alter» y otros «indep», con lo cual todo queda aclarado, y al frente de las tropas Ricardo Martín Armas (alter). Más complicado resulta el caso de Escaños en blanco -aunque también están los puros y los «indep»- y es Carlos Ledesma Peña el cabeza, y tienen hasta suplentes, como todos, of course. Ya el Partido Autónomos plantea algunas dudas, ¿son trabajadores o empresarios autónomos?, ¿acaso autónomos en el sentido anarcosindicalista?, el logo despista más, ¿una gota de agua y tres dedos giratorios?, eso sí, es María Yolanda Rebollo Granados quien se hace acompañar de otros dieciséis, más los por si acaso, que no pueden faltar. El hecho de que se llame Yolanda puede ayudar, me dice el camarero, o confundir, le respondo, y se queda pensativo. Recortes Cero lo tiene claro, el gasto público ni tocarlo y su logosímbolo es un ok con la mano izquierda, lo que da todas las pistas.

María Hita Muñoz abre paso con el machete a todos sus conmilitones. Pero frente a esta claridad de ideas, Volt España, “»un movimiento político paneuropeo que busca políticas comunes, modernas y orientada a las soluciones», ampliamente conocido por las masas populares malagueñas. Luis Francisco Rodríguez Vives lleva el estandarte de la formación. Es como «Por un Mundo Más Justo» (PUM+J), siglas que parecen más una onomatopeya de un disparo de escopeta y palabra de cinco letras que empieza por la jota. Claro, porque el nombre del partido ya lo dice todo y lo diferencia de los demás, que quieren un mundo injusto. Falange Española de las J.O.N.S., casi nada.

Miguel Ángel García García, ¡presente! Bueno, pues en Ardales en otro tiempo tuvieron una presencia hasta institucional, pero esas eran cosas de Francisco Ortiz Lozano, que terminó en la Auténtica, así arrebató IU al PSOE la Alcaldía, o sea, a Salvador Pendón, falangista apoya comunistas, entendible. Nación Andaluza es otra cosa. Les recuerdo de antaño y hogaño. El primer partido independentista de la región, que ellos llaman nación, para no ser menos que otros separatistas patrios. Cristián David Cid Muñoz es el portaestandarte por merecimientos desconocidos. Son «independentistas, socialistas y feministas», yo añadiría que también antiimperialistas. Y termino con el Partido Animalista contra el Maltrato Animal (PACMA), lo que da lugar a muchas confusiones, excepto entre los taurinos y los cazadores, que lo tienen claro en esta montería. Y es Cristina García Salazar la lideresa de la fila. -No puedo entender por qué se presentan todos estos- vuelve el camarero-, si no tienen ninguna posibilidad. -Por eso mismo. - Si se dijera que lo hacen para resultar más conocidos, pero es que no… -Incluso escrutar sus pocos votos será como beber cicuta… -Pero dicen aquí estamos. -¿Y eso qué? -Eso, nada. -¿Lo entiendes ahora?

Antonio Machado escribió a mano:

Cuatro principios a tener en cuenta:

lo contrario es también frecuente.

No basta mover para renovar.

No basta renovar para mejorar.

No hay nada que sea absolutamente empeorable.

Compartir el artículo

stats