Kiosco

La Opinión de Málaga

Mel Otero

La Libreta del Duque de Chantada

Mel Otero

El mercado de la ilusión

La pos y la pretemporada son los momentos más divertidos del año. Es el tiempo de la ilusión. Los nombres de múltiples jugadores aparecen ligados a tu equipo y, como casi todos son buenos, pensamos en que por fin el próximo curso será el nuestro. Después llega la realidad que va colocando a cada uno en su sitio, y trae alegrías y decepciones, porque realmente es muy difícil acertar en todos los fichajes. Este periodo para Unicaja tiene una doble cara. Por un lado, se ficharán, según su entrenador, 9 o 10 jugadores. Eso significa muchos nombres y mucha ilusión. Por otro, con mucha suerte se acertará en 6 o 7, lo que significa que habrá 3 o 4 jugadores que nos traerán de cabeza toda la temporada. Son las reglas del juego. Hacer un equipo nuevo en un año y acertar en todos los jugadores como esta temporada ha hecho el Manresa es prácticamente imposible. Una hazaña parecida a que te toque la primitiva.

Es un periodo estresante para los que elaboran las plantillas, que no deben elegir a los mejores jugadores sino a los que mejor combinan entre sí, algo que a veces tiene la incomprensión de la grada, la prensa y hasta su directiva. Pero en este tiempo todos los demás salimos ganando. Los clubes porque generan noticias positivas en su entorno que en muchas ocasiones hacen olvidar los malos resultados de la temporada y les dan un papel protagonista en los medios de comunicación. Los aficionados porque esperan impacientes cada mañana para buscar cuál es el nombre que ese día se vincula a su equipo y les permite soñar en los grandes objetivos del curso. Ese en el que por fin se podrán levantar esos trofeos que tanto se echan de menos. Los jugadores porque en muchos casos ven como su cotización va subiendo según es vinculado a uno u otro equipo. Y nosotros los periodistas porque tenemos un montón de cosas que contar, y además buenas.

El presidente López Nieto decretó «silenzio stampa» en este tema a su llegada al club. Tiene lógica, destapar posibles intereses solo encarece las contrataciones. Eso provoca que este verano no tengamos un gran aluvión de nombres cada día, pero si analizamos este espacio de tiempo desde que acabó la Liga, no son pocos los jugadores que ya se han «vestido» de verde para la próxima temporada. Son 12. 7 bases, 4 pívots y un todoterreno exterior. En los bases no hay muchas pistas sobre el futuro porque sus características son muy distintas. El primero fue Ziga Samar, después llegaron Jayson Granger, Will Cummings, Shannon Evans, Kendrick Perry, Kyle Allman y Bruno Fitipaldo. Pocas cosas tienen en común, salvo que todos son buenos jugadores. Abdoulaye N’Doye, que ya pudo ser cajista por 50.000 euros hace un par de años, y calificado por Manolo Rubia como el nuevo Gomis, es el todoterreno del grupo. Los interiores son Alpha Kaba, Ángel Delgado, James Webb III y Yankuba Sima. Este grupo de interiores sí tiene más cosas en común, sobre todo físicas. Parece que por aquí se acabaron «los violinistas». Aunque viendo los movimientos en el mercado desde la llegada de Juanma Rodríguez y los nombres publicados, bien podría ocurrir que ninguno de ellos vistiera de verde la próxima temporada. Yo si tuviera la oportunidad no dejaría escapar a Cummings, N´Doye y Alpha Kaba, pero afortunadamente para el club yo no tengo que hacer el equipo.

Es tiempo de soñar y de mirar con cierto escepticismo, pero mucha ilusión, todos los nombres que se vinculan al club. En septiembre, cuando comience a rodar la pelota naranja, ya llegará el tiempo de volver a la realidad y de analizar el trabajo realizado, aunque no conviene precipitarse porque las notas siempre se ponen a final de temporada.

Compartir el artículo

stats