Kiosco

La Opinión de Málaga

Javier Cuervo

Artículos de broma

Javier Cuervo

Andando en círculos

Paquetes de Amazon listos para ser entregados a los clientes. EFE

El nuevo director de «The New York Times», Joe Kahn, el mayor experto digital del periódico, recomienda a sus redactores que no se metan demasiado en Twitter ni en las redes sociales porque no reflejan el mundo real. «Queremos que los periodistas sigan su misión periodística al margen de las redes».

Hace 5 años, el anterior director, Dean Baquet, pedía estar muy atento a ellas para ver la sociedad y sólo limitaba que los redactores opinaran en Twitter para que no fueran vistos como poco objetivos. Otro ejemplo de cómo las exploraciones de la novedad nos alejan de un punto al que acabamos volviendo.

La robótica está trabajando con carne electrónica y piel humana para mejorar nuestra experiencia futura con los robots. La búsqueda del robot con forma humana, del androide, despierta una sospecha: ¿quién puede asegurar que muchos de esos robots de tactilidad humana no serán sustituidos por humanos cuando la desconfianza se haya desplazado hacia los robots y las personas confíen más en las relaciones con iguales, no con parecidos?

Todas estas dudas me entran a partir de la apertura en Los Ángeles de una tienda física de la gran tienda virtual que es Amazon. El almacenazón que creció diciendo que la tienda física de exposición y venta, maniquíes, estantes, burros, probadores y contacto táctil y visual con la mercancía era el pasado acaba de abrir una tienda física de la que uno de sus dependientes dice que es «el futuro». El resultado no es igual que las tiendas físicas anteriores a la tienda electrónica, este Amazon de Los Ángeles está muy robotizado y algoritmizado pero tiene mucha escenografía de ocultación para que no se vea la cantidad de personas que hay detrás para hacer llegar las mercancías, recogerlas. El concepto de la tienda electrónica que iba a acabar con las físicas ha pasado de la antítesis a la síntesis, como la piel necesaria de los robots para tocar humanos y como la realidad que no se puede contar sólo asomado a las redes sociales. Al futuro se llega andando en círculos.

Compartir el artículo

stats